www.madridiario.es

Todo lo que enamora de Bangkok

La capital de Tailandia es una ciudad cosmopolita que cuenta con una gran actividad cultural y económica que contrasta con las tradiciones. Gastronomía, los sugerentes masajes, la vida nocturna, la arquitectura y los templos para la espiritualidad, forman parte de un paisaje donde todo enamora y sorprende.
Todo lo que enamora de Bangkok

Hace décadas que la ciudad de Bangkok cuenta con un estatus cosmopolita que se ha ganado a pulso ya que la ciudad es el motor cultural, comercial y social del sudeste asiático. La influencia que Bangkok ejerce sobre el mundo de la moda, el arte, la cultura y la economía es total y se trata de una ciudad viva que merece descubrir y donde todo sorprende.


Los altísimos rascacielos de la ciudad contrastan con los numerosos templos budistas y los ejecutivos caminan entre monjes en una ciudad llena de colores que es el principal destino de los turistas al visitar Tailandia. En la ciudad de los contrastes se puede disfrutar de restaurante en lo alto de un edificio o de visitar los centros comerciales más lujosos del mundo que se pueden encontrar cerca del mercados donde se venden productos fake.


Los que quieran disfrutar del bullicio propia de una gran urbe encontrarán una gran respuesta pero los que prefieran disfrutar de las tradiciones culturales, encontrarán mercados y lugares donde el pueblo se muestra siempre hospitalario con los turistas.


Factores que atraen la atención de viajeros a un país de cultura y fuertes contrastes


El clima tropical húmedo de Bangkok también es un factor determinante para los turistas que acostumbran a repetir las visitas al país, fascinados por una cultura tan rica y tan ajena.

Visitar el Palacio Real de Bangkok está en todas las agendas. Este complejo arquitectónico del siglo XVIII fue la residencia del rey tailandés y visitarlo es una maravillosa experiencia ya que se puede acceder a los jardines y al famoso Templo de Buda Esperanza, donde una talla pequeña de un Buda es la más venerada del país


A medio kilómetro del Gran Palacio se encuentra .el Templo Wat Pho donde se pueden contemplar las imágenes de hasta 1.000 budas en un entorno arquitectónico impresionante.

Un templo construido casi enteramente con mármol de carrara es el Templo de Mármol en Bangkok en el que se siguen realizando ceremonias de todo tipo. La espiritualidad empaña todo el ambiente y es una visita obligada, sobretodo teniendo en cuenta que los viajeros también se sienten inclinados a conocer las tradiciones y la religión tailandesa.


Tailandia se mueve en los contrastes y cuenta con playas paradisíacas, una trepidante vida cosmopolita, una intensa vida nocturna, una gran oferta de masajes como método para obtener placer y también una intensa vida espiritual. Muchas cosas en una que configuran un lugar único donde también tiene un gran lugar la gastronomía, que ha ultrapasado sus fronteras y también se puede comer en los países occidentales.


Ver Bangkok y morir, la llamada Venecia oriental


En la actualidad, viajar a Bangkok es imprescindible si se quiere conocer lo mejor del mundo. Esta ciudad, a la que se denomina la Venecia oriental, tiene una gran vida en sus canales, donde se pueden alquilar naves como taxis o adquirir productos en tiendas flotantes.


Y es precisamente el Mercado Flotante un lugar imprescindible de conocer en la ciudad tailandesa donde los comerciantes venden productos frescos desde las barcas y también productos artesanales, pero el Mercado del Tren aún es más ingenioso, no en vano los comerciante colocan sus productos en mitad de la vía del tren, los saca cuando este pasa y los vuelven a poner para seguir con su actividad.


Toda una metáfora del carácter de los tailandeses y de una ciudad como Bangkok que se mece entre contrastes y siempre se muestra hospitalaria y abierta, además de ser un destino barato, o al menos no tan caro como lo son otros destinos asiáticos.


Poder darse un masaje, ya sea en solitario o en pareja, recorrer la ciudad en skytrain o en un tuk tuk, visitar el mercado nocturno de Patpong o disfrutar del ambiente de las calles del centro de Bangkok son actividades a realizar en una ciudad fascinante que enamora a quien la visita.