www.madridiario.es
Julián Sánchez portavoz de Convergencia de la Izquierda
Ampliar
Julián Sánchez portavoz de Convergencia de la Izquierda (Foto: Kike Rincón)

Exmilitantes de IUCM presentan el partido Convergencia por la Izquierda

Por MDO/E.P.
miércoles 21 de octubre de 2015, 16:24h
Exmilitantes de IUCM expulsados por la dirección federal, críticos con la línea política del Partido Comunista de Madrid y otras personas de la izquierda clásica han presentado hoy un nuevo partido llamado Convergencia de la Izquierda (CdlI), que no descarta presentarse a las elecciones generales en Madrid en solitario o apoyando una futurible lista armada por Gaspar Llamazares, Beatriz Talegón y Baltasar Garzón, entre otros.
Así lo ha explicado este miércoles por la mañana el portavoz del nuevo partido, Julián Sánchez Urrea, que concurrió como 'número dos' de la lista de IUCM encabezada por Raquel López a las elecciones municipales de Madrid, aunque no logró acta de concejal al obtener el partido sólo el 27,869 votos, el 1,71 por ciento, quedando fuera del Consistorio.

En Convergencia de la Izquierda estarán, según ha detallado el portavoz, algunos de los 5.000 afiliados de la antigua IUCM. En junio la dirección nacional decidió desvincularse de su federación regional a todos los efectos tras meses de crisis después de varias negativas de los madrileños a cumplir resoluciones de la dirección de la organización. El desencuentro más pronunciado fue el hecho de que IU Federal y su líder, Alberto Garzón, no apoyaron la candidatura al Ayuntamiento de Madrid que presentó la dirección madrileña.

Por ello, entre los antiguos miembros relevantes que apoyan ahora a Convergencia de la Izquierda están, según ha dicho hoy el portavoz, el exportavoz de IU en la Asamblea de Madrid Gregorio Gordo, el exportavoz del Ayuntamiento Ángel Pérez y el antiguo secretario de Organización Federal, miembro de la Comitiva Ejecutiva Federal de IU y diputado madrileño Miguel Reneses, que hoy ha estado presente en la presentación. Los que aún no han confirmado su apoyo son la candidata al Ayuntamiento, Raquel López, y la exdiputada Libertad Martínez.

De momento, el nuevo partido -que permite la doble afiliación- no tiene datos de número de militantes. Y aunque ha reconocido que muchos llegan de Madrid, también hay interés de personas de izquierdas de Canarias o Cataluña, entre otros territorios. "Está generando mucha expectación y bastante éxito. Creemos en las redes sociales pero también en la organización colectiva", ha dicho el portavoz.

Los miembros de Convergencia de la Izquierda no han descartado ningún escenario electoral pero han adelantado que en algunos lugares de España se sienten cómodos con las agrupaciones regionales de IU, como es el caso de Asturias, Castilla-La Mancha o Canarias. Allí valorarán dar el apoyo a las listas de IU. "Como ahora se están configurando los referentes electorales por provincias, los compañeros decidirán entonces conjuntamente a quien vamos a apoyar. Y donde no tengamos referente no venimos a dividir pero vamos cubrir ese espacio. Seguimos hablando", ha avanzado Sánchez.

En el caso de la provincia de Madrid, no han descartado presentarse en solitario pero han confirmado que "tienen interlocución" con el grupo formado por el líder de IU Abierta, Gaspar Llamazares, la exsocialista Beatriz Talegón y el juez Baltasar Garzón, entre otros.

Este frente es crítico con Podemos y también con Ahora en Común, la fórmula de confluencia en la que finalmente se presentará el líder de IU, Alberto Garzón. De hecho, Convergencia de la Izquierda rechaza entrar en Ahora en Común porque cree que está controlado exclusivamente "por un sector del Partido Comunista de Madrid". "El PCE tiene un comportamiento sectario y sigue con candidaturas fotocopias de Podemos", ha reprochado.

Todos ellos se caracterizan por estar orgullosos de ser de izquierdas. "Nosotros no asumimos un país sin memoria, que mira sólo el momento. Queremos que las causas justas tengan titulares que sean los que reciban más 'likes'. A veces para seguir hay que empezar de nuevo, damos este paso para comenzar un partido de izquierdas que dé soluciones a nuestro pueblo y derrote a la izquierda en diciembre", ha apostillado Sánchez Urrea. Y se quejan de Podemos y Ciudadanos precisamente porque no se definen ni de izquierdas ni de derechas. "Los populismos tanto de derechas como de izquierdas no son nuestro referente. El eje de izquierda y derecha sigue operando y este intento de destrucción del eje hace que partidos de derechas como Ciudadanos sigan creciendo. Son de derechas aunque no lo digan. Es la izquierda la que puedan derrotar a la derecha", ha apuntado.

Sánchez Urrea ha explicado que CdlI nace como "un espacio que recoge toda la confluencia de la izquierda, todo el activismo social, los derechos laborales, el sindicalismo de clase, los servicios públicos y de la calidad, los derechos a la vivienda y los que hemos parado los desahucios". "Existe necesidad de un referente transformador para la mayoría de nuestra sociedad. Creemos que hay necesidad de este partido por inexorable deriva de Izquierda Unida hacia una disolución de corte transversal en las llamadas candidaturas de unidad popular que no son tal, y que están al servicio o imitando a Podemos. Esto ha propiciado que el espacio de la izquierda quede vacío y la derecha pueda volver a ganar las elecciones", ha dicho.

El portavoz ha reconocido que quizá deberían haber nacido antes y no a dos meses de los comicios nacionales. "Pero la necesidad y el espacio está ahí. Hay una expectativa de la gente de izquierdas", ha manifestado.

El representante de CdlI reivindica el carácter clásico de la ideología de izquierdas "de lucha para resolver los conflictos sociales que se siguen agudizando, así como las consecuencias de la crisis", ya que consideran que actualmente "ha desparecido" un proyecto que represente estas ideas. "Hay dos millones de personas sin ningún ingreso en España. Estos problemas que no se hablan en la política actual siguen existiendo en el país. Por eso personas de diferentes edades hemos decidido dar un paso. Creemos en un espacio de izquierdas que hay que defender. Para hacer una democracia, hay que generar empleo de calidad y defender lo público. Seguimos pensando que necesitamos un partido potente, frente a la banca privada que financia a los sectores especulativos en un momento en que la crisis está en su momento más duro. Vamos a seguir defendiendo la lucha noble de trabajadores de Coca Cola y Airbus que necesitan un referente de izquierda", ha esgrimido.

Esta formación nació, según han explicado sus representantes, cuando un grupo de gente de IU "empezó a observar la deriva en la que iba el partido hacia candidaturas de corte transversal, no de unidad popular como le llaman, pareciendo que los que no forman parte de esa candidatura no forman parte del pueblo". "Y cuando empezamos a observar que IU empezaba a perder su discurso y a imitar a otros grupos, como una copia mala de Podemos. Al principio considerábamos que era muy complicado pero luego, con la expulsión de 5.000 afiliados mucha gente se ha sentido huérfana de este proyecto político y ha venido a nosotros", ha reconocido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios