www.madridiario.es
Obras en la manzana de Canalejas
Ampliar
Obras en la manzana de Canalejas (Foto: Carlos Maisanaba Romero)

La 'operación Canalejas' descarta el intercambiador y reduce los pisos de lujo

martes 13 de octubre de 2015, 11:18h
La Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital y OHL, con la aquiescencia del Colegio de Arquitectos de Madrid, han acordado una modificación del proyecto para la manzana de Canalejas que supondrá el retranqueo de los tejados previstos para el inmueble, la transformación del intercambiador subterráneo en aparcamiento público y zona de carga y descarga, la enésima reordenación de tráfico y autobuses en la zona, y el aumento de los espacios peatonales.
El acuerdo, que es previo al desarrollo de un nuevo proyecto arquitectónico, consiste en reducir el impacto visual del edificio a costa de un decremento de superficie edificada en la zona situada sobre la cornisa. El antiguo proyecto preveía incrementar en tres alturas el complejo, de forma que se unificaba la altura de todos los edificios. Según Carlos Lamela, arquitecto del estudio de arquitectos Lamela, la intervención supondrá aproximadamente la reducción de los 30 apartamentos de lujo que estaban previstos para la puesta en marcha de un hotel Four Seasons en la parte alta del inmueble a unos 22. No obstante, Francisco Meliá, representante de OHL, concretó que aún es pronto para hacer afirmaciones pues tienen que decidir si Four Seasons recupera espacio a costa del hotel que habrá debajo, aunque sí afirma que la cadena mantiene su interés en el proyecto; si el 'lobby' de dicho espacio hotelero se ve beneficiado, y de qué manera se verá afectado el espacio comercial que se implantará en las plantas -1, 0 y 1. No obstante, la ficha técnica del edificio se mantiene estable: alrededor de 47.000 metros cuadrados con usos hoteleros y comerciales, la implantación de una galería comercial de lujo de 15.000 metros cuadrados, un hotel con 205 habitaciones, un espacio hotelero de superlujo en la zona alta del edificio y un aparcamiento de 400 plazas en los subterráneos del hotel, además de la creación de 5.000 empleos directos y la inversión de 500 millones de euros.

A nivel patrimonial, el proyecto mantiene la protección de los edificios -en los casos de la antigua Equitativa y el de Canalejas, ambos catalogados como Bien de Interés Cultural, hasta la primera crujía; en el resto, tan solo la fachada- y se incorpora la obligación de mantener la identidad de cada inmueble dando continuidad de cada edificio en el espacio que se construirá sobre cornisa, tal y como explicó la directora general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini. Asimismo, concretó que abogarán porque la constructora construya el interior de los inmuebles dejando de manifiesto para sus visitantes la evolución urbanística y patrimonial de un inmueble de estas características.

Por otra parte, ya que es objeto de otro proyecto público, el intercambiador subterráneo de EMT se desecha, por su coste y por provocar presumibles problemas para los usuarios, y el actual aparcamiento bajo la calle Sevilla, de tres plantas bajo rasante, se transformará en un espacio subterráneo de dos plantas. En la primera se instalará un espacio de carga y descarga, y en un aparcamiento público de rotación. En este sentido, el concejal de Desarrollo Urbano, José Manuel Calvo, explicó a consultas de Madridiario que se estudiará, si es necesario, la recuperación de la concesión y la redacción del concurso público correspondiente. Dicha intervención reducirá en un 60 por ciento el coste de la operación en el subterráneo.

La movilidad será el otro problema del ámbito. El edil explicó que la reordenación aumentará el espacio peatonal y eliminará los problemas de tráfico que suponen las paradas de regulación que realizan las nueves líneas de EMT que paran en la calle de Sevilla. Para ello, recuperarán para el tráfico el tramo de la calle de Alcalá desde Sevilla hasta Sol. De tal forma que los autobuses pararán junto a la plaza (no se ha concretado, pero lo lógico sería que lo hiciesen en la actual parada del 51) y continuarán su trayecto, regulando a otras alturas del recorrido menos gravosas para el tráfico. Además, se instalará una nueva parada en la carrera de San Jerónimo. Los accesos a los aparcamientos se producirán desde algún punto de la subida desde la calle de Alcalá hacia Sevilla, otra entrada y/o salida en Alcalá y desaparecerá el acceso de aparcamiento que actualmente se sitúa delante del edificio de La Equitativa. OHL garantiza que el hotel tendrá cubiertas todas las necesidades de accesos para un establecimiento de este nivel y características, al igual que otras infraestructuras como espacios para celebración de congresos, reuniones y banquetes.

Por su parte, en cuanto a la paralización inmediata de los trabajos en el ámbito decretada por un auto judicial del Juzgado número 54 de Madrid, los responsables políticos mantuvieron que las administraciones están haciendo que se cumpla la ley y que si existen incompatibilidades o incumplimientos en los procesos abiertos para otorgar licencias de obra, se denegarán.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios