www.madridiario.es
Planta tercera del nuevo mercado de Barceló.
Ampliar
Planta tercera del nuevo mercado de Barceló. (Foto: Grupo Municipal UPyD)

El polideportivo de Barceló se pondrá en marcha en enero

Por Enrique Villalba
lunes 27 de julio de 2015, 12:44h
El Ayuntamiento de Madrid ha adjudicado, con un año de retraso, la gestión de servicio público del centro deportivo municipal Barceló, en modalidad de concesión, a la empresa Carpa, Servicios y Conservación S.L. por 608.000 euros, menos de la mitad de los 1,3 millones presupuestados.
El contrato es por 25 años y supone que la compañía se hará cargo del servicio deportivo y la cafetería con terraza de veladores, situada en la azotea de la planta cuarta del edificio. A cambio, el concesionario debe acometer, a su costa, las obras de acondicionamiento del centro de deportes municipal, que durarán como mínimo seis meses, y acondicionar los espacios para poner en marcha el espacio de restauración.

Según reza la memoria del proyecto, el centro deportivo tiene una superficie de 2.795 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas (tercera, cuarta y quinta), a los que se añadirán 853 metros cuadrados del centro polivalente Barceló como espacios imputables al centro deportivo. De ellos, 1.872,71 se dedicarán específicamente a espacios de ejercicio del deporte (731 para una sala de musculación, 481 para salas multiusos -minibasket, voleibol, entre otras- y 660 para una pista deportiva). El resto, estarán dedicados a instalaciones auxiliares, oficinas y vestuarios.

Además, la contrata contará en la cuarta planta con la explotación de la azotea, que se convertirá en una cafetería de 86 metros cuadrados con una terraza de 130 metros cuadrados, con aforo para 177 personas. Del resto de la superficie de la azotea no se especifica su uso, aunque en su día, el Gobierno municipal de Alberto Ruiz-Gallardón anunció que el centro contaría con una plaza ajardinada pública en altura.

Según los cálculos del licitador (la Junta de Centro) el coste de las obras asciende a 794.270 euros, a las que habría que sumar un mínimo de 689.760 euros en materiales, 478.304,71 euros anuales en servicios y un coste anual aproximado por personal de 297.087 euros. Los costes por la cafetería ascienden anualmente a 175.128 euros. Además de estos gastos, el adjudicatario tendrá que abonar un canon de 52.000 euros. A cambio, los pliegos calculan unos ingresos anuales de 947.018,31 euros por el polideportivo más 218.506 euros por la cafetería.

El Consistorio calcula unas ganancias netas acumuladas de 1,73 millones de euros para el adjudicatario, partiendo de la base de un nivel de uso inicial del 90 por ciento y del cien por cien al tercer año de explotación.

El polideportivo del centro Barceló está teniendo un proceso muy convulso de desarrollo. En febrero de 2014, el Ayuntamiento de Madrid cambió los usos de una planta del mercado 22 días antes de concluir las obras para añadir dicha superficie al futuro polideportivo externalizado, con la excusa de la elevadísima demanda de zonas deportivas en la zona. Se amplió así la superficie del polideportivo de 2.850 a 3.388 metros cuadrados. La obra del polideportivo se recepcionó en bruto por el Consistorio a la espera del concurso, tal y como señaló UPyD en la pasada legislatura, que cuestionó si se habían cometido irregularidades en el proceso. Finalmente, a pesar de que el Ayuntamiento se comprometió a poner en marcha el polideportivo en el verano de 2014, el polideportivo no verá la luz hasta enero o febrero de 2016.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios