www.madridiario.es

HEMEROTECA

Los últimos días de vida del Mercado de Fuencarral
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Los últimos días de vida del Mercado de Fuencarral

jueves 16 de julio de 2015, 07:48h
Lo que comenzó como un rumor hace años, al final se ha hecho realidad. El Mercado de Fuencarral abrirá sus puertas al público por última vez el 25 de julio después de 17 años de actividad. Una etapa en la que se ha convertido en un referente del barrio de Malasaña por su oferta comercial de vanguardia y su vocación de modernidad. Sus comerciantes, que ultiman sus descuentos por cierre, esperan con pena la llegada de ese día.


Algunos comercios ya han 'bajado el telón', otros funcionan a medio rendimiento y algunos, los pocos, permanecen abiertos esperando al sábado 25 de julio, fecha en la que el mercado de Fuencarral apagará sus luces para siempre. En el recuerdo quedan cientos de anécdotas que a lo largo de estos 17 años han vivido comerciantes y clientes en el día a día. "El concepto de galería era muy novedoso cuando en la planta de abajo se hacía cineforum, había locales para exposiciones, se impartían clases de teatro e incluso, había un DJ pinchando música", recuerda uno de los comerciantes que regenta una tienda de ropa 'casual' y complementos en la tercera planta del mercado. El espacio también contaba con sus propias fiestas, la más célebre de las cuales fue la exitosa Rave del Mercado, todo un emblema de los primeros pasos de música electrónica en España. Se celebró en seis ocasiones, en diversos puntos de la Comunidad de Madrid, y siempre con un buen cartel de actuaciones y un gran éxito de público. También se promovió un agitado programa de actividades, conciertos y eventos en el interior del Mercado o en la plaza colindante.

Esta incesante actividad cultural hizo que este local, de 2.500 m2 y tres plantas, se transformarse en 1998 en una inquieta comunidad repartida en hasta 60 locales -de los que apenas quedan 30 debido al inminente cierre-. Un hervidero de pequeños comercios trajeron al barrio una variada y diferente amalgama de productos y que marcaron tendencia convirtiéndolo en referente de modernidad. "Llevo 11 años en España y recuerdo que cuando llegué a Madrid, lo primero que hice fue ir al Mercado de Fuencarral porque significaba vanguardia y algo auténtico", cuenta Mercedes, la propietaria de Plazita Serrano, otro de los comercios que considera al mercado como su casa desde hace seis años. "Me siento orgullosa de formar parte de esto y por eso me da mucha pena que cierre", explica. Y aunque Mercedes mira al futuro con ilusión, no tiene pensado abrir ninguna otra tienda y de momento se esforzará por colocar su producto en otros comercios.

Una situación que viven de manera similar otros comerciantes. Y es que encontrar un local económico es complicado y todavía más si la idea es ubicarse en esta céntrica calle de la capital, donde los alquileres mensuales pueden alcanzar cifras desorbitadas. Otros propietarios de negocios no ven con tan buena cara el cierre del mercado. Ariel es uno de ellos. "Es una pena que cierre. Han dejado morir el mercado y no sé cuál es el motivo", asegura. Un abandono que también deja caer otro comerciante, una 'leyenda del mercado' por los años que lleva aquí. "Ha perdido la chispa poco a poco", explica. Y aunque "nos da mucha pena porque comencé aquí, hay que verlo como ley de vida. Renovarse o morir", añade.

La gerencia del mercado, en conversaciones con Madridiario, ha explicado que con el cierre "se da por concluido un ciclo" como instalación pionera en el comercio de Malasaña y Madrid donde se había convertido en referente de la calle Fuencarral. Considerado por el diario francés Le Monde como “el mejor ejemplo del cambio cultural en España”, este espacio se convirtió en un referente comercial, turístico y artístico al final de la década de los noventa. La actual calle, peatonal y poblada de tiendas de moda internacionales "no tiene nada que ver con lo que fue había en 1998", aseguran desde la gerencia. La transformación que ha ido sufriendo ha cambiado también la realidad del entorno y algunos de los negocios que comenzaron como pequeñas etiquetas independientes, son hoy en día importantes firmas de moda que tienen tiendas propias a pie de calle.

En este sentido, la apertura del Mercado de Fuencarral supuso una auténtica inyección de vanguardia en un barrio devaluado y fue un ejercicio pionero que propagó la renovación a toda la zona. La transformación completa de su entorno marca, 17 años después, "el final de la andadura" del Mercado de Fuencarral, resume la gerencia. Y aunque existen rumores sobre la posible instalación de H&M o el grupo Uniqlo en este emblemático espacio, desde la gerencia los desmienten. "No tenemos ni idea. La venta se ha hecho a una inmobiliaria y es la que decidirá lo que se va a poner aquí". Dejando aparte especulaciones sobre el futuro del mercado, para conmemorar esta despedida se han organizado liquidaciones e importantes descuentos en los productos. Mientras tanto, los comerciantes van viendo como, poco a poco, la luz de los locales se va apagando para pasar a convertirse tan solo en un recuerdo.



Los últimos días de vida del Mercado de Fuencarral
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.