www.madridiario.es

Madrid, turismo y gastronomía

miércoles 01 de abril de 2015, 07:30h

El turismo siempre ha tenido una importancia capital en el desarrollo económico y social de nuestra región, no solo por la aportación a nuestro crecimiento económico y por la cantidad de empleos directos e indirectos que genera, sino, también, por el enriquecimiento cultural que aportan quienes nos visitan.

Pero el mundo del turismo ha cambiado radicalmente en las últimas décadas. La facilidad y el precio de los viajes, el acceso universal a la información y la mayor capacidad de gasto de nuestros potenciales clientes hacen que cada vez haya más personas interesadas en viajar pero, al mismo tiempo, estén mejor informados y sean más exigentes a la hora de seleccionar el destino elegido. Las motivaciones para esa toma de decisión también han evolucionado y hoy, junto a los atractivos culturales, artísticos o paisajísticos, cobran importancia aquellos relacionados con el ocio y la gastronomía.

En el año 2013, de los más de 60 millones de turistas que visitaron España, más de 7,6 lo hicieron atraídos principalmente por su oferta gastronómica. Y más del 85 por ciento de los mismos destacaron que la comida fue una de las experiencias más satisfactorias de su estancia. Casi todos ellos recomendarán, cuando regresen a su país, la cocina española a sus conocidos. Nos encontramos, por tanto, ante uno de los aspectos más determinantes a la hora de posicionar a Madrid como destino turístico de calidad.

Adrià, Arzak, Berasategui y Roca, gracias a su proyección universal como los mejores cocineros de una época, han sido y son los grandes artífices de nuestra bien ganada fama mundial. Pero es el conjunto de la oferta de la restauración española la que consigue, con su buen hacer diario, que esa gran mayoría de turistas que no tienen la oportunidad de comer en esos templos también perciban que en España se come bien en buena parte de sus establecimientos hosteleros.

La evolución de la gastronomía madrileña ha sido, en estos últimos años, espectacular. Hasta hace unas décadas Madrid era una comunidad extremadamente conservadora en materia de cocina y su oferta se basaba en asadores castellanos o vascos con contadas aunque muy destacadas excepciones. En estos últimos años han proliferado propuestas vanguardistas de primer nivel y excelentes representantes de cocinas hasta hace poco exóticas, junto a una revisada cocina clásica que aúna tradición y calidad.

Paco Roncero, Sergi Arola, Ricardo Sanz, Juan Antonio Medina, Ramón Freixa, Mario Sandoval, Diego Guerrero y tantos otros son hoy una muestra del buen hacer de los restaurantes madrileños con un reconocimiento generalizado a nivel internacional. Pero quizás es en David Muñoz, cocinero y propietario de DiverXo, en quien podemos personalizar el auge imparable de nuestra oferta gastronómica. David, con sus tres estrellas Michelin, es el mejor ejemplo de lo que hasta ahora hemos conseguido. Que cada vez más turistas elijan Madrid como su próximo destino por lo bien y lo variado que se come en nuestra región. Nos felicitamos por ello con el compromiso de continuar mejorando en el futuro. Nos jugamos mucho en ello.

Miguel Garrido
Presidente de la Academia Madrileña de Gastronomía

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.