www.madridiario.es

Madrid, gran hotel

lunes 30 de marzo de 2015, 07:30h

Creo que todos podemos estar de acuerdo en que para el éxito de un destino turístico se necesita, además de un buen producto que ofrecer, cumplir tres condiciones fundamentales: capacidad alojativa suficiente, conectividad con los potenciales países emisores y, por supuesto, que sea valorado y deseado por los posibles visitantes. Tres exigencias que deben cumplirse simultáneamente para que no se produzcan desequilibrios en el mercado.

Cuando alguien planifica un viaje, el proceso lógico es, en mi opinión: primero, la elección del destino; segundo, el medio de transporte para acceder al mismo; y, finalmente, el alojamiento. Siguiendo este esquema, pero en orden inverso, veamos si Madrid puede cumplir las expectativas de nuestros posibles visitantes en lo que al alojamiento se refiere.

Madrid cuenta con un total de 1.452 establecimientos hoteleros, que suman 59.854 habitaciones y 111.597 plazas hoteleras, siendo su punto fuerte las categorías superiores, 5 y 4 estrellas, que acogen 61.098 plazas, a las que hay que añadir otras 18.601 en 3 estrellas. Se trata, en la mayoría de los casos, de establecimientos con menos de 6 años de antigüedad o que han experimentado una importante renovación en este período.

Pero la oferta hotelera de Madrid no se limita a las categorías superiores, sino que, además de las intermedias, presenta un modelo de alojamiento "muy madrileño", como los cerca de mil hostales y pensiones que, sumando un total de 22.068 plazas, representan, en la mayoría de los casos, una oferta ágil, adaptada a los tiempos actuales y con excelente situación en las zonas más céntricas de Madrid.

Finalmente, hay que hablar también de los últimos recién llegados: los hostels, que han experimentado y experimentarán un rápido crecimiento, dada la demanda existente de este tipo de alojamiento en el segmento de visitantes más jóvenes.

Mención aparte merece el tema de las viviendas de uso turístico, recientemente reguladas, que precisan un amplio estudio para considerar su razón de existir y las exigencias mínimas que deben cumplir para que puedan ser incluidas dentro de nuestra oferta alojativa.

Esta es, en resumen, la oferta hotelera de Madrid: cantidad y calidad. Pero la pregunta que cabe hacerse es si es o no suficiente, y la respuesta nos la dan los datos estadísticos que reflejan un exiguo porcentaje de ocupación, del 55,47 por ciento en 2013, a pesar de situarse su precio medio entre los más bajos de Europa.

Volviendo a la necesidad de que deseo de visitar el destino, conectividad y oferta hotelera crezcan al unísono, habría que analizar qué es lo que ha fallado para que la rentabilidad de los hoteles madrileños esté muy por debajo de las expectativas que merece Madrid. Disponemos de un excelente producto y de una oferta hotelera de calidad más que suficiente, pero ¿Madrid es conocido, valorado y deseado por nuestros posibles visitantes? ¿No será el déficit de demanda, también, una de las causas de nuestra insuficiente conectividad?

Antonio Gil
Presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios