www.madridiario.es

Una Estación Sur del siglo XXI

Por Enrique Villalba
lunes 12 de enero de 2015, 09:00h
La empresa concesionaria de la Estación Sur de autobuses de Méndez Álvaro, perteneciente al Grupo Avanza, ha invertido 5,06 millones de euros en la rehabilitación de esta infraestructura municipal de transportes, que dio servicio en 2014 a 13 millones de usuarios.
  • Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.

    Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.
    Kike Rincón

  • Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.

    Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.
    Kike Rincón

  • Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.

    Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.
    Kike Rincón

  • Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.

    Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.
    Kike Rincón

  • Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.

    Rehabilitación de la estación sur de autobuses de Mendez Álvaro.
    Kike Rincón

  • Botella visita las obras de la Estación Sur de autobuses.

    Botella visita las obras de la Estación Sur de autobuses.
    Ayuntamiento de Madrid

Los trabajos han trasladado la estación, inaugurada el 2 de agosto de 1997, al siglo XXI. Después de catorce meses de obras, la infraestructura ha experimentado una importante remodelación, sobre todo, en las zonas estanciales, que buscan una mejora de la accesibilidad, la eficiencia energética, la información y el confort, tal y como explicó a Madridiario el director de la estación, Eloy Fernández.

Y ha sido un lavado de cara por fuera y por dentro. La fachada ha sido rehabilitada y puesta en valor. La compañía y el Ayuntamiento preven estudiar para el futuro una reordenación del espacio de taxis y parada de vehículos, y la implantación del sistema público de bicicleta de alquiler. En el acceso principal en superficie (desde la calle de Méndez Álvaro) se ha instalado un vestíbulo que mejora la climatización. Todo el pavimento de la estación ha sido sustituido por otro antirreflectante para mejorar la movilidad de personas con visibilidad reducida. Asimismo, se han instalado encaminamientos homologados para ciegos, y señalética en monolitos y en carteles de tipografía amplia y en braille. También se ha sustituido la iluminación antigua por un sistema de bombillas led de última generación que regulan su brillo en función de la luminosidad, gracias a la acción de máquinas autómatas. Este nuevo sistema supone un ahorro del 30 por ciento del coste energético.

Manteniendo la vista desde ese punto, se han eliminado las taquillas de empresas de autobuses que estaban a la izquierda y, a la derecha, se ha desplazado el mostrador de información al nudo de la estación (ubicado junto a las escaleras mecánicas que dan a las estaciones de Metro y Cercanías, de donde procede el 80 por ciento de los usuarios de la estación). También se han eliminado los bancos de descanso en esta zona para mejorar la movilidad y facilitar la actividad en las ventanillas de las compañías de autobuses, y se ha instalado una pantalla informativa de gran formato.

En el núcleo central, además de la nueva oficina de información, se ha instalado un centro de control 24 horas, un nuevo ascensor accesible que es el único de una infraestructura pública en España que cuenta con un bucle inductivo para facilitar la comprensión de información por parte de los sordos. En el otro ala de esta planta se ha habilitado una 'zona tranquila' donde se han instalado bancos y una zona de recarga gratuita de batería para móviles. También se ha rehabilitado el acceso de la calle de la Retama, al contar con una nueva pantalla informativa, una zona relax y una cafetería. La escalera mecánica ha sido sustituida por una rampa con moderador de velocidad para facilitar el tránsito de maletas hacia las dársenas. La intervención en este aspecto fue la más difícil de la obra, ya que supuso variar elementos estructurales de la estación y requirió sostener la pérgola de las dársenas mediante tabiques para evitar derrumbes.

Nueva imagen comercial

En esta misma zona, se han trasladado los aseos a los laterales (con nuevas instalaciones de mayor calidad), se ha reorientado la climatización y se han canalizado los cables de servicio. Además, se ha acordado con los comercios un cambio de imagen para estar acorde a la nueva imagen de la estación. "Queremos ser la punta de lanza de un cambio de modelo en las estaciones de autobuses en materia comercial para promover una imagen más moderna y de calidad. De esta forma, hacemos más atractiva la estación para comprar a los viajeros, a los usuarios y a los vecinos del barrio", prosiguió Fernández.

La zona de dársenas se ha cerrado para aumentar el confort (mediante la reforma de baños, mejora de espacios estanciales, instalación de nuevos bancos y apoyos isquiáticos y habilitación de un espacio para fumadores) y la seguridad de los viajeros en esta zona (sobre todo, para evitar arrollamientos y robos). Mediante un sistema de tarjetas inteligentes, cada conductor de autobús puede abrir durante el tiempo necesario para la entrada o salida de viajeros la puerta asignada a su vehículo. Toda la planta cuenta con pantallas cada dos dársenas que indican a los pasajeros la llegada de su autobús, el número de dársena y las paradas que realiza en el trayecto. Para mejorar el servicio de las 55 empresas que operan en la estación, se ha construido una nueva gasolinera con cubierta para autobuses.

En el aparcamiento de la estación, también se han mejorado la iluminación y la señalización, se ha implantado el pago con tarjeta de crédito, se ha racionalizado la movilidad y se han habilitado varias plazas para discapacitados. Los accesos a Metro y Cercanías también cuentan con nueva iluminación y un acceso a las dársenas que hace las veces de prolongación de este vestíbulo.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, visitó este lunes la estación para conocer de primera mano el alcance de la rehabilitación. La regidora  afirmó que, con estas mejoras, la estación seguirá siendo la más transitada de España, "algo fundamental para aumentar el atractivo de nuestra ciudad y dar así un paso más en la senda de la recuperación económica, el crecimiento y el desarrollo". La primera edil subrayó que Madrid dispone de uno de los sistemas de transportes líderes en Europa y que el reto ahora es su mantenimiento y mejora continua. "Y hacerlo, además, de un modo sostenible, tanto desde un punto de vista ambiental como económico, como se ha hecho en esta Estación Sur de Autobuses", sentenció.

VER GALERÍA DE FOTOS DE LA ESTACIÓN SUR DE AUTOBUSES

Más información:

La Estación Sur se 'recicla'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios