www.madridiario.es

Inspectores hallan 49 locales sin licencia o con deficiencias en las cavas y las costanillas

Por MDO/E.P.
jueves 06 de noviembre de 2014, 18:25h
Una campaña de inspección realizada por el Ayuntamiento de Madrid en 2013 descubrió en la zona de las cavas y costanillas, en el barrio de Embajadores, la existencia de 21 locales sin licencia y 28 con deficiencias de diversa índoles, nueve de ellas ambientales.

Estos datos fueron remitido por el propio Consistorio al Defensor del Pueblo tras una petición de la asociación de vecinos de la zona, que se quejan del ruido y de la falta de control en las licencias de muchos establecimientos nocturnos de la zona.

La inspección, dirigida exclusivamente al ámbito de las Cavas, en el que se produce una concentración de locales de ocio, tuvo como objeto la verificación de las condiciones de las licencias que autorizan el ejercicio de la verificación de condiciones de la actividad y detectar aquellas alteraciones que suponían molestias para los vecinos, especialmente en referencia al cumplimiento de la Ordenanza de Protección del Medio Ambiente y contra la Contaminación Acústica y Térmica. La campaña la realizó la Agencia de Gestión de Licencias de Actividades (AGLA), a través de sus servicios de Inspección y de Disciplina Urbanística, en colaboración con los servicios de la Dirección General de Control Ambiental, Transportes y Aparcamientos de la Policía Municipal y alcanzó a 76 locales.

El Ayuntamiento asegura al Defensor del Pueblo, en un documento al que ha tenido acceso Europa Press, que los 21 locales que no tenían licencia "no podían estar en funcionamiento y se iniciaron procedimientos de disciplina urbanística". Respecto a los 28 con deficiencias, indican que "se iniciaron procedimientos para restablecer las condiciones exigidas por la normativa", algo que niegan los vecinos. Además, el Consistorio ha informado que está en desarrollo una campaña de inspección de locales de atención preferente, calificados así por las denuncias formuladas por vecinos o por la Policía Municipal, en la que se han incluido 165 establecimientos de ocio, 75 de ellos en el distrito Centro, a los que han 99 inspecciones, "tras las que se han adoptado las medidas necesaria".

También asegura, en el caso concreto de la zona de las Cavas y Costanillas, que está interviniendo la Policía Municipal cuando se requiere su presencia y que hay inspecciones de los servicios técnicos de la Dirección General.

Igualmente, hace constar que además de las inspecciones sonométricas se llevan a cabo actuaciones de oficio inmediatas con mediciones de niveles sonoros realizadas por las patrullas conjuntas de los técnicos acústicos y la Policía Municipal las noches de los jueves, viernes y sábado.

La Defensora del Pueblo ha trasladado estas explicaciones a la asociación de vecinos, que ha recurrido a esta instancia estatal "ante la indefensión a la que están sometidos los vecinos por la contaminación acústica ocasionada por la saturación de locales de ocio en todo el distrito Centro y al incumplimiento denunciado desde hace 6 años en todas las instancias del Ayuntamiento de Madrid".

Pese a las "buenas intenciones" manifestadas por el Consistorio, la Asociación de Vecinos Cavas y Costanillas ha denunciado de nuevo en una nota de prensa que en su zona "no se cumple la ordenanza de ruido en absoluto en contra de las declaraciones de la alcaldesa que dijo 'en las Cavas se cumplen las ordenanzas a rajatabla' y no se ha cerrado ningún local por motivos medioambientales". "Y dudamos que se hayan sido capaces cobrar alguna multa medioambiental si es que han llegado a ponerla, sino todo lo contraria, se siguen abriendo locales sin licencia que funcionan con normalidad", han señalado.

Asimismo, la entidad vecinal critica que no las mediciones acústicas para ver si la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) declarada para el distrito Centro "no se harán antes de 2 años, lo que es un intervalo amplísimo, claramente insuficiente y que ponen de manifiesto una vez más la dejadez y nulo interés en solucionar un problema que el Ayuntamiento está generando con su mala gestión y/o por omisión". Por todo ello, exigen a la Corporación municipal que cierre inmediato de los locales sin licencia y un mayor control para que no se abran nuevos sin licencia; la no concesión de nuevas licencias ni licencias de ampliación de locales.

La asociación de vecinos también solicita que aplique la reducción de horarios recogida en la ZPAE de una hora para los locales que tienen horario de cierre superior a la 1.30 horas, que el Ayuntamiento hga cumplir la normativa medioambiental a los locales que no la cumplan, sobre todo en cuanto a "la música y puertas abiertas de la mayoría de los locales de La Latina".

Además, que Medio Ambiente inspeccione y compruebe, mediante la realización de mediciones acústicas periódicas, los niveles de ruido nocturno principalmente; que cierre de los locales con expediente de cese y clausura "y que no se escude el Ayuntamiento en decisiones judiciales que debe de tomar el juez en su momento"; y que la Policía haga su labor "sin que los vecinos tengamos que estar requiriendo su presencia de forma constante".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios