www.madridiario.es
Avance en el diagnóstico precoz de una inmunodeficiencia congénita infantil

Avance en el diagnóstico precoz de una inmunodeficiencia congénita infantil

lunes 03 de febrero de 2014, 09:49h
Una investigación dirigida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha descubierto que un subtipo especial de linfocitos que son extremadamente infrecuentes en individuos sanos, aparecen incrementados entre 15 y 30 veces en la sangre de pacientes con una rara inmunodeficiencia congénita que afecta a la proteína CD3?, uno de los componentes con los que los linfocitos T reconocen los patógenos frente a los cuales tienen que responder. Este hallazgo puede servir como marcador de la enfermedad, lo que permite mejorar su diagnóstico precoz, reduciendo la mortalidad infantil debida a infecciones por virus, bacterias y hongos que afectan a estos pacientes.

Para identificar y después eliminar patógenos, los linfocitos T (así llamados porque maduran en el timo) utilizan un receptor de membrana muy complejo denominado TCR (del inglés T-Cell Receptor). En los seres humanos existen dos tipos de linfocitos T, de los que los más frecuentes expresan en su membrana un TCR denominado TCR??, y por eso de llaman linfocitos T??, mientras que los minoritarios expresan TCR?? y se denominan linfocitos T??. Ambos tipos de receptores funcionan de una manera similar: tienen dos cadenas variables (?? o ??, respectivamente) que son las que identifican antígenos, y se expresan en la membrana celular junto a un complejo de proteínas invariables (CD3?, CD3?, CD3? y ?) que se agrupan en dímeros y transmiten las señales de reconocimiento al interior celular. Aunque tiene el mismo apellido, las proteínas CD3? y CD3? son completamente diferentes a las que forma el TCR?? (véase la figura 1).

La deficiencia congénita de cualquiera de las cadenas invariables causa un grupo de inmunodeficiencias generalmente muy graves, aunque muy poco frecuentes, que cursan casi siempre con infecciones que pueden ser letales en el primer año de vida si no se diagnostican y tratan mediante trasplante de médula ósea (progenitores hematopoyéticos). Se ha detectado que todos estos pacientes presentan defectos en el desarrollo de los linfocitos T que causan linfopenia T (bajo número de linfocitos T en sangre) más o menos grave y baja expresión del TCR en su membrana. Las deficiencias de CD3? o CD3? se caracterizan por una linfopenia T casi absoluta, mientras que las deficiencias de CD3? o ? cursan con una linfopenia más leve. Además de las deficiencias completas, que son las más graves, se empiezan a describir cada vez más deficiencias parciales de las distintas cadenas con diverso grado de linfopenia y defecto de expresión del TCR, lo que aumenta la frecuencia y el rango de fenotipos clínico-inmunológicos (algunos sanos) y dificultan su diagnóstico certero y precoz.

El estudio describe un marcador para la deficiencia parcial de CD3?: el drástico incremento de los linfocitos T?? CD4+ en la sangre de los pacientes afectados por esta enfermedad. Los linfocitos T se pueden clasificar según el TCR y correceptores que expresen, los linfocitos T?? maduros se dividen en dos subtipos mayoritarios según expresen las proteínas CD4 o CD8 en su membrana (nunca ambas): los T?? CD4+ y los T?? CD8+. La inmensa mayoría (aproximadamente un 80%) de linfocitos T??, en cambio, no expresan ni CD4 ni CD8, son los T?? CD4?CD8? (denominados Doble Negativos) mientras que los linfocitos T?? CD8+ constituyen alrededor de un 20% de todos los T??. Finalmente tenemos los linfocitos T?? CD4+, que constituyen menos de un 1% de las células T?? totales.

El análisis exhaustivo de los linfocitos T?? en la sangre en dos pacientes no emparentados diagnosticados con deficiencia parcial de CD3?, reveló un incremento muy significativo del subtipo T?? CD4+, cuya función es desconocida, pero que en este trabajo se ha demostrado como un marcador muy útil, rápido y económico de la deficiencia parcial de CD3?. En conclusión, en bebés con sospecha de inmunodeficiencia y un aumento de los linfocitos T?? CD4+, la investigación señala que debe estudiarse la proteína CD3?, lo que supone un gran avance en el diagnóstico de esta enfermedad.

Figura 2. Los linfocitos T?? son casi todos Doble Negativos (DN) o CD8+ en individuos normales (izquierda), mientras que en dos pacientes con deficiencia parcial de CD3? (derecha) se aprecia una marcada expansión de linfocitos T?? CD4+, lo cual tiene utilidad diagnóstica.

El trabajo, que se ha publicado recientemente en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology, ha sido dirigido por el profesor José R. Regueiro del Departamento de Inmunología de la Facultad de Medicina de la UCM y el Instituto de Investigación Sanitaria 12 de Octubre, y en él han participado científicos y especialistas de las Universidades de Friburgo y Ámsterdam, así como de los Hospitales e Institutos de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón y La Paz de Madrid.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.