www.madridiario.es
Ángel del Río es cronista de la Villa
Ángel del Río es cronista de la Villa

Montoro, Astifino; González, Don Tancledo

Por Ángel del Río
lunes 30 de diciembre de 2013, 11:35h

En la plaza monumental del Ministerio de Hacienda, al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, le ha salido un mon-toro astifino, peligroso, que en vez de ir con nobleza al capote, va al cuerpo del diestro. Y González, lejos de dar la "espantá", hace el "don Tancledo", es decir, se queda quieto, aguantado la fiereza del morlaco. El presidente regional dice lo que ya había dicho su antecesora en el cargo, Esperanza Aguirre, siendo presidente del gobierno Rodríguez Zapatero: que Madrid es la malquerida del Estado en el asunto del sistema de financiación, que una cosa es la solidaridad interregional y otra que se nos trate peor que a Cataluña, porque nuestra Comunidad no es reivindicativa, ni esgrime argumentos históricos para justificar un trato preferente. González había manifestado que el gobierno hace una reforma de la financiación autonómica por la puerta de atrás, afirmación con la que personalmente coincido. El ministro Montoro responde que Ignacio González está equivocado y "piensa que el Ministerio de Hacienda es una ventanilla para que se convierta en candidato", además de otras lindezas que quizá no se habría atrevido a decir de González ni siquiera un ministro socialista, pero a la hora de buscar las cosquillas, Montoro es único.

El portavoz del gobierno regional, Salvador Victoria, responde al titular de Hacienda diciendo que quizá se deba a que Montoro está viviendo "un complicado final de año al haber dado lugar a chascarrillos y amenazas del ministro a medios de comunicación y al mundo de la cultura", respuesta con ironía y cargada de mala uva, quizá porque la salida de tono del ministro, ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Madrid con el trato que recibe del gobierno central. En cualquier caso, la forma en la que se están tendiendo los trapos sucios de esta polémica, no es buena para nadie, y de forma especial, es mala para el Partido Popular. En este asunto, no se ha hecho bueno el dicho de: entre bomberos, no hay que pisarse la manguera.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios