www.madridiario.es

Continúa el encierro en Educación por las listas de interinos

miércoles 17 de abril de 2013, 00:00h
Varios representantes de la Federación Regional de Enseñanza de CCOO y de FETE UGT de Madrid continuaban en la tarde de este miércoles con el encierro que comenzaron este martes en la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid "sentados en la mesa de la negociación sectorial a la espera de que la Consejería se siente a hablar de la lista de interinos".
Así lo ha indicado el secretario de Enseñanza Pública no Universitaria de CCOO en Madrid, Héctor Adsuar, quien ha acusado al Gobierno regional de "estar obligando a las personas encerradas a iniciar una huelga de hambre", pues según ha asegurado, los guardias de seguridad no les permiten que otras personas les entreguen alimentos. El sindicato ha anunciado que va a presentar una denuncia este miércoles en los juzgados de plaza de Castilla por el trato que están recibiendo los encerrados.

"Hemos pasado una noche con mucho frío, la calefacción estaba apagada y hemos tenido que dormir en sillas", ha señalado la coordinadora de interinos de FETE-UGT Madrid, Emilia Sánchez, quien ha explicado que las personas encerradas se encuentran en la planta baja del edificio.

En concreto, los representantes sindicales permanecen encerrados en la sala donde se celebró este martes la Mesa Sectorial de Educación para tratar con la Consejería la regulación de las listas de interinos. "Estamos sentados en la mesa de la negociación sectorial a la espera de que la consejería se siente a negociar la lista de interinos con una intención real de acuerdo", ha señalado Adsuar, quien ha destacado que los representantes sindicales permanecerán encerrados hasta que Educación modifique sus planteamientos "herméticos, inamovibles e inflexibles".

Por su parte, la Plataforma de Profesores y Maestros Interinos de Madrid ha criticado la actitud del Gobierno regional durante en la Mesa Sectorial, al considerar que no reconoce suficientemente la experiencia docente y los méritos de este colectivo. Por ello, ha decidido iniciar una "concentración permanente" en el exterior de la sede de Recursos Humanos de la Consejería de Educación (calle Santa Hortensia, 30) para mostrar su oposición a la actitud que está adoptando el departamento que dirige Lucía Figar.

En un comunicado, la plataforma considera que la Consejería de Educación "pretende desechar a un profesorado altamente cualificado que ya ha aprobado las oposiciones en varias ocasiones". "Que este profesorado actualmente no tenga plaza es debido a los fuertes recortes en educación característicos del Gobierno de la Comunidad de Madrid en los últimos años", expone a continuación.

Respuesta de Figar
Ante el encierro, la consejera de Educación, Lucía Figar, ha asegurado que los sindicatos están protestando por la "defensa de intereses particulares" y de algunos interinos concretos en lugar de trabajar por la calidad de la enseñanza y por la escuela pública en Madrid.

La responsable de Educación ha destacado que la Comunidad lleva "un año" negociando con las organizaciones sindicales la manera de seleccionar a los maestros de la escuela pública y que su planteamiento es "muy sencillo". "Hay una oposición y solamente los que aprueben van a pasar luego a la lista de interinos", ha dicho.  A su juicio, es "algo que entienden todos los ciudadanos". "Si queremos mérito, excelencia, a los mejores maestros y profesores en una escuela pública lo mínimo es exigir que supere con un cinco o más la prueba y posteriormente contabilizaremos otros méritos como la experiencia o los idiomas", ha apuntado.

Pero, ha insistido, "primero" hay que "acreditar un mínimo de conocimientos" porque esto es lo que va a garantizar que Madrid tenga a los "mejores maestros". "Los sindicatos lo que están demostrando es que no están por la calidad de la enseñanza y por la escuela pública", ha señalado. En opinión de la consejera madrileña, estas organizaciones sindicales "están por la defensa de intereses particulares" y "de interinos concretos que ven en riesgo quedarse sin empleo por haber suspendido la oposición".

Figar ha señalado que la Comunidad ha tenido durante un año "la mano tendida" al diálogo pero que la "premisa principal" es que solamente los maestros candidatos que saquen más de un cinco pasen a ser considerados candidatos para dar clase en la escuela pública. "A esa premisa los sindicatos contestan no, que les parece bien el sistema actual, donde la Consejería ha demostrado que miles de personas, habiendo suspendido la oposición, están dando clase", ha lamentado la consejera madrileña.

Para Figar, las oposiciones que se celebrarán este verano son una "excelente ocasión" para aprovechar y ordenar de "una manera mejor" las listas de los candidatos que van a ser maestros y que "tienen que acreditar conocimientos mínimos y tener unas habilidades didácticas o pedagógicas para trasladar los conocimientos a los alumnos y otros méritos como la experiencia o los idiomas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios