www.madridiario.es

Rivero culpa a Diviertt y Seguriber de la tragedia del Madrid Arena

miércoles 03 de abril de 2013, 00:00h
El exconsejero delegado de Madridec José Ángel Rivero ha responsabilizado este miércoles durante su declaración judicial al propietario de Diviertt, Miguel Ángel Flores, de la tragedia ocurrida en el Madrid Arena por su "afán de lucro desmedido" y a la empresa Seguriber por "no cumplir el contrato" que firmó para encargarse de la seguridad exterior del recinto.
Tras concluir su declaración como imputado José Ángel Rivero ha manifestado a las puertas de los Juzgados que "el principal responsable de todo esto es Diviertt por un afán de lucro desmedido y Seguriber por no cumplir el plan de vigilancia". Además, ha añadido que Flores "nos engaño y vendió 17.000 entradas y no cumplió con el contrato".

A preguntas sobre la gestión de Botella de lo sucedido, ha considerado que la alcaldesa madrileña "hizo en todo momento lo que pudo y de la mejor forma que pudo". Rivero ha afirmado que la situación era tan complicada que era difícil hacerlo todo bien.

El ex consejero delegado de Madridec ha insistido en que el recinto es "seguro", ya que "el problema es su mal uso". En esta línea, ha indicado que era Kontrol 34 quien se debía ocupar de la seguridad interior, del aforo y de que no hubiera movimiento entre las plantas del pabellón.

En uno de los recesos, el abogado Abdón Núñez, que representa a la familia de Belén Langdon, ha apuntado que Rivero ha especificado al juez que los responsables de seguridad de la empresa eran Rafael Pastor, Francisco del Álamo y José Ruiz Ayuso.

Además, según el letrado, Rivero aseguró que hubiera "fulminado" a Jorge Rodríguez Caamaño, coordinador de Seguridad de Madridec, después de que éste asegurara en su declaración que solo era competente de edificios vacíos y que no sabía por qué estuvo en la fiesta.

Destitución de Rivero
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, destituyó a Rivero y al exdirector de Madridec Jorge Rodrigo el pasado 21 de noviembre tras "la pérdida de confianza" por ocultar la existencia del citado documente preferente hacia Diviertt. En su declaración, Rodrigo culpó a sus subordinados de no haber paralizado el evento.

Sobre el contrato de exclusividad, Rivero ha insistido en que en ningún momento se ocultó y ha destacado que Botella desconocía entonces ese dato. "Ella estaba convencida de que lo habíamos ocultado. Me alegro de que semanas después dijeran que no ocultamos ningún documento. Ese contrato es solo para eventos de las mismas características", ha señalado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios