www.madridiario.es

Primark tiene cinco meses para empezar la obra de su sede en la Gran Vía

martes 19 de febrero de 2013, 00:00h
Longshore SL, empresa copropietaria del edificio de Gran Vía 32, tiene hasta el 16 de julio de este año para iniciar las obras del que será el buque insignia de Primark en Madrid. De no hacerlo perdería la licencia de obra para grandes superficies que, hace siete meses, le concedió el Ayuntamiento de Madrid. De momento, Prisa, la editora de El País, está terminando de desalojar las cuatro plantas que ocupará Primark, por lo que se espera que arranque a tiempo la obra del centro comercial de esta cadena de moda a bajo coste.
En mayo de 2012, Longshore, propietaria al 50 por ciento del inmueble de Gran Vía 32, solicitó la correspondiente licencia de obras en una de las 27 entidades colaboradoras en la gestión de licencias urbanísticas con que cuenta el Ayuntamiento de Madrid. La solicitud se produjo después de que el proyecto de reforma recibiera el visto bueno de la Comisión de Patrimonio Histórico Artístico, en la que están representados la Comunidad, el Ayuntamiento  y las instituciones académicas y profesionales. Según informaron en ese momento fuentes de la citada comisión, el proyecto presentado gustó, ya que suponía devolver al edificio el carácter comercial con el que fue construido ya que contemplaba la dedicación de cuatro plantas, actualmente ocupadas por oficinas, a actividad comercial, tal como ocurría cuando el edificio fue inaugurado en los años 20 del siglo pasado.

Un mes después, la Agencia de Gestión de Licencias de Actividades (AGLA) del Ayuntamiento de la capital comunicaba la concesión oficial de la licencia por el procedimiento ordinario común. La licencia hacía constar que el uso principal era para "Grandes superficies" y, al no indicar fecha específica, se concedía, como la mayor parte de las licencias municipales, por un año de duración.

El proceso, sin embargo, se vio frenado en los meses siguientes, ya que seguían ocupadas las cuatro plantas que Primark piensa dedicar a gran almacén. Hubo que esperar al pasado mes de enero para que los trabajadores de la empresa Brand Solutions, que realiza la actividad comercial del Grupo Prisa, comenzaran a trasladarse a la sede de Miguel Yuste, edificio que, al igual que el de Gran Vía, fue vendido por Prisa a medias a Longshore y el Royal Bank of Scotland Ltd.

La mudanza también afecta a las oficias corporativas del Grupo que están siendo trasladadas al edificio de Tres Cantos, donde Prisa tenía la cadena televisiva Cuatro. Responsables municipales consultados expresaron su confianza en que ello desbloqueará definitivamente el proceso y Longshore pueda iniciar las obras a tiempo.

Un portavoz de Drago Capital —empresa que gestiona el inmueble de Gran Vía 32— declinó, de momento, hablar sobre la operación. Entre las posibles razones de este mutismo podría estar el hecho de que el proyecto que se le hizo llegar a la Comisión de Patrimonio Histórico Artístico contempla el acceso al patio central, distribuidor del futuro gran almacén de Primark,  directamente desde la Gran Vía, lo que  podría afectar a alguno de los comercios existentes.

Según el proyecto aprobado, la reforma permitiría recuperar la estructura comercial original de los Almacenes Madrid-París, para los que fue levantado el edificio en 1924. Entonces la planta baja y las cuatro primeras estaban comunicadas por una escalinata de doble brazo. Coronaba el hueco de esta escalinata una cúpula de 30 metros de diámetro.  La recuperación de estos espacios le permitiría a Primark ocupar unos 15.000 metros cuadrados de los 36.376 que tiene el edificio.

Diez años después el edificio original pasó de seis a diez alturas, fue remodelada su planta baja y sótano con objeto de abrir el cine Madrid-París, luego Imperial, y se reformaron las plantas sótano y baja para los nuevos almacenes de la Sociedad Española de Precios Únicos (SEPU). La única empresas que se mantuvo en el edificio fue Radio Madrid, instalada en el inmueble en 1925, que abrió sus nuevos estudios en las plantas superiores. De hecho, la cadena SER será la única parte de Prisa que permanecerá ahora en Gran Vía 32 ya que seguirá ocupando las dos plantas superiores.

En la actualidad  Primark cuenta con 257 establecimientos: 161 en Reino Unido, 38 en Irlanda,  35 en España, 10 en Alemania, 6 en Portugal, 4 en Holanda, 2 en Austria y 1 en Bélgica . En Madrid, Primark abrió su primer establecimiento en el Centro Comercial Plenilunio en 2006 a los que han seguido los instalados en  Islazul, Parquesur, La Gavia, Parque Corredor, Xanadú y Gran Plaza 2, en Majadahonda.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios