www.madridiario.es

Los vecinos

jueves 17 de enero de 2013, 00:00h
He podido notar en los últimos meses una tendencia informativa que cada vez se agudiza más. La sociedad civil siempre ha sido el gran aliado del periodista. Sobre todo, la sociedad organizada. Es la que nos permite no dejarnos llevar por el mastodóntico aparato informativo de la política, las empresas y los sindicatos. Nos dice cómo vive la gente, cómo ven y cómo sienten las decisiones que toman los que mandan.

Por desgracia, en los últimos reportajes de calle que he hecho, parece que su relación con los medios de comunicación ha cambiado de forma radical. Me explicaré. Durante siete años he hecho información sobre el movimiento vecinal y nunca me había encontrado un grado igual de instrumentalización de la prensa por parte de este tipo de organización.

Se llama al periodista para contarle los problemas del pueblo, el distrito, el barrio o la comunidad. Pero cuando la prensa se interesa, se niegan a dar la cara por miedo a represalias de otros vecinos, la administración y hasta las fuerzas de seguridad. No se lo recrimino. Pero es muy complicado armar una historia cuando algunos de sus protagonistas tiran la piedra y esconden la mano. Además, no es muy justo que el periodista y, por extensión, el medio de comunicación que representa, dé la cara para arreglar los problemas de los ciudadanos y sean los únicos que se arriesgan a que se la partan. Y hablo de manera literal. Son incontables las veces que han agredido a periodistas y cámaras en el ejercicio de su trabajo en este tipo de temas. Y me refiero a los vecinos que lo hacen de buena fe. Hay algunos que lo hacen por intereses políticos o por puro interés en salir en los medios.

Quizás el problema es de ellos. O quizás de los propios medios, que no hemos sabido comunicar nuestro objeto social correctamente. Con todo lo que se nos puede achacar, buscamos una sociedad mejor para todos en lo social, lo económico y lo político. Salvo tristes excepciones, somos ciudadanos que hablamos de lo que les pasa a los ciudadanos. Pero no podemos quedarnos solos ante el peligro. Les necesitamos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios