www.madridiario.es

Con 12 kilómetros de longitud y 16 paradas el tranvía unirá Parla Este con el casco urbano

Parla recupera el tranvía

Parla recupera el tranvía

Por Mª Carmen Cruz Martín
jueves 24 de mayo de 2007, 00:00h
Después de muchos años desaparecido en la región, el tranvía ha resucitado en Parla. El Ayuntamiento de la localidad ha puesto en marcha este medio de transporte ecológico para enlazar el nuevo barrio de Parla Este con el casco urbano y la red de Cercanías. En tan sólo 27 minutos recorre la localidad.
Si de algo puede presumir Parla es de su tranvía, el primero que se pone en marcha en la región y el primero que es promovido casi por completo por un Ayuntamiento. Y es que el Consistorio parleño ha financiado el 82 por ciento de la obra, mientras que la Comunidad de Madrid ha puesto el resto. En total, ha contado con una inversión de más de 120 millones de euros. Este municipio del sur de Madrid de casi 100.000 habitantes, será conocido a partir de ahora precisamente por esta infraestructura que será el símbolo de una ciudad que no deja de crecer.

Poco tiene que ver el Parla de hace unos años con el que existe ahora. "Es una ciudad que está creciendo no sólo en población, sino también en extensión. Antes se podía recorrer a pie, pero ahora son necesarios nuevos medios de transportes para poder desplazarse por la localidad", señala Tomás Gómez, alcalde de Parla. De hecho, el nuevo desarrollo urbanístico de Parla Este atraerá a casi tantos habitantes como los que tiene el municipio de Pinto (más de 37.000 vecinos).

Precisamente, para unir esta zona nueva del municipio con el casco antiguo de la localidad se ha puesto en marcha el tranvía. "Nos quedamos fuera del Metrosur y teníamos que buscar un sistema para que los ciudadanos de Parla pudieran trasladarse de la manera más rápida posible por la ciudad", afirma Gómez, y añade que "vimos que el tranvía era la mejor opción por su rapidez, por ser ecológico y porque es barato".

Además, gracias a este nuevo medio de transporte ya se han producido cambios sustanciales en las calles de la localidad que la han transformado casi al completo.  Quizá donde más se ha notado la resurrección del tranvía ha sido en la zona centro. Se han creado nuevas zonas ajardinadas y peatonales. El alcalde recuerda que "el tranvía ha significado la remodelación de más de 150.000 metros cuadrados de la ciudad y la construcción de 4.700 plazas de aparcamiento". Aunque lo más importante, asegura el regidor, es "que llegamos a una acuerdo con Renfe para que se construyeran dos nuevas estaciones de cercanías en la localidad, una en el norte y otra en el sur".

A pesar de que se presentó a los vecinos el pasado 6 de mayo, aún no está funcionando oficialmente, y sólo circula en pruebas. Según fuentes municipales esto es así "porque hemos querido hacer una campaña de información para que la gente lo conozca y se acostumbre a convivir con el tranvía". Por el momento, y hasta que empiece a funcionar de verdad, sólo se realizarán viajes puntuales para que conozcan la infraestructura diversos colectivos de vecinos. Los primeros en poder montarse en el tranvía han sido los alumnos de los centros educativos de la localidad.

Durante tres semanas, cada día pasarán unos 400 niños por el tranvía. Los alumnos de cuarto y quinto de primaria del colegio Ciudad de Mérida se muestran entusiasmados con la idea de probar el nuevo medio de transportes en primicia. "Es muy bonito" es lo que más se oye al entrar en el tranvía. Y a muchos les vendrá muy bien cuando empiece a funcionar. "Es muy rápido, así que lo utilizaré para ir a entrenar", dice una de las alumnas, Cristina B. En cambio, Fernando J., que vivirá en Parla Este, asegura que le vendrá muy bien porque lo usará "para ir de casa al colegio".

Luego le tocará el turno a asociaciones de vecinos, y finalmente en junio empezará a funcionar con normalidad para todos los vecinos. De todos modos, al principio, no recorrerá la línea al completo. "En junio, funcionarán nueve paradas, las que están en el casco urbano, y después del verano, se pondrán en marcha las de Parla Este", añaden fuentes de la empresa responsable del tranvía.

Las previsiones más optimistas apuntan a que usarán el nuevo medio de transporte una media de 26.000 viajeros al día, unos ocho millones al año, "teniendo en cuenta que el Cercanías lo usan unos 42.000 vecinos, y el tranvía enlaza con la estación de Renfe", aseguran desde el Ayuntamiento.

El tranvía por dentro
Con 12 kilómetros de longitud y 16 paradas, aproximadamente cada 500 metros, el tranvía recorre Parla en 27 minutos de manera circular. Tendrá una frecuencia de paso por las paradas de unos 6 minutos, aunque en hora punta se reforzará el servicio. "Es un medio de transporte bastante puntual, ya que tiene preferencia de paso sobre peatones y vehículos", indican fuentes del tranvía. Además de enlazar Parla Este con el casco antiguo, habrá dos conexiones nuevas con la red de Cercanías.

El tranvía de Parla se caracteriza también por su accesibilidad. En las paradas, no hay escaleras, ni tornos, ni ninguna otra barrera arquitectónica. Los andenes están también acondicionados para las personas con deficiencia visual, con rugosidades que indican donde para el tranvía y la ubicación de las puertas. Y asimismo cuenta con un sistema de megafonía que avisa de su llegada a la parada. El billete tendrá un coste de un euro, salvo para los mayores de 65 años y discapacitados, para los que será gratuito.

Puesto de Control Central En hora punta, ocho convoyes circularán por el municipio. Cada convoy tiene una capacidad de 214 personas, y es el equivalente a cinco autobuses. "eso no quiere decir que vayan a desaparecer los autobuses, al contrario, hemos reforzado las líneas en conjunción con el tranvía", afirma el alcalde. Aunque hay pocos cruces con el tráfico rodado, son totalmente seguros ya que todos están controlados por semáforos desde el Puesto de Control Central (PCC). "En el PCC se gestiona todo lo relativo al tranvía, su circulación, posibles incidencias, la megafonía, el billetaje", señala Ruben Rodríguez, operador de PCC.

"Como hace años que los tranvías desaparecieron de las calles, en el mercado laboral, no existían personas que tuvieran el perfil que pudiéramos necesitar, así que hemos tenido que formar a los trabajadores contratados", aseguran fuentes de la empresa adjudicataria de la explotación del tranvía. El personal a cargo del nuevo transporte está formado por diez conductores, cinco inspectores y seis operadores en el PCC. Luis Miguel Arranz, uno de los conductores, asegura que "resulta fácil manejarlo. Es más fácil que conducir un coche". Los cursos de formación consistieron en cuatro semanas de teoría y 80 horas manejando un tranvía como práctica.

Y no será la única línea de tranvía con la que contará Parla. "Como el trayecto del tranvía se ideó antes de aprobarse el Hospital de Parla, no pasa por esa zona. Pero ya está proyectada una segunda línea que pasará por el centro hospitalario, por el Parque Tecnológico que ya se está construyendo y llegará al vecino municipio de Fuenlabrada", concluye el regidor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios