www.madridiario.es
Autobuses con copiloto ecológico

Autobuses con copiloto ecológico

Por Enrique Villalba
martes 19 de junio de 2012, 00:00h
La empresa de autobuses De Blas, que opera en el suroeste de la región, posee un dispositivo de ecoconducción pionero en España que ha supuesto un ahorro del siete por ciento en combustible desde su implantación y la siniestralidad ha bajado un ocho por ciento.
El sistema, denominado Ecolite, fue importado de Inglaterra a finales de 2008, tras la absorción del grupo De Blas por parte de la multinacional Arriva. A primera vista, su función es sencilla. Se trata de una máquina que, mediante un código de bombillas LED de colores, indica al conductor del autobús si está realizando una conducción sostenible. Hasta este punto, no se diferencia en nada de los dispositivos ordinarios que llevan otros vehículos.

José María SabínLas diferencias comienzan cuando se enciende el autobús. Durante todo el trayecto, los datos de conducción se envían por satélite a la central de Ecolite en Inglaterra y se realiza un análisis de la eficiencia en la conducción de cada profesional del volante, que se traslada a la empresa. De Blas informa de estos datos a sus conductores y los orienta para realizar cursos de aprendizaje. "La idea no es sancionar, sino formar para optimizar el uso del vehículo", explica José María Sabín, director general de Arriva- De Blas.

Gestionar los obstáculos
Todos los conductores de la empresa reciben el curso de conducción ecológica con el Ecolite. Los veteranos reciclan sus conocimientos de forma anual o en el caso de que sus estadísticas de eficiencia se reduzcan. En todo caso, la empresa diferencia entre los servicios que realizan. "No es lo mismo conducir en una línea urbana que en una interurbana. Los coches que circulan por ciudad tienen mayores dificultades y, por ello, el grado de optimización que se puede alcanzar en los vehículos es mayor. Además, se reduce el estrés del conductor porque muchos de los obstáculos que se encuentran en la ciudad son más fácilmente gestionables", explica Javier San Martín, responsable del departamento de Tráfico de la compañía.

Javier San Martín en una demostración del sistemaLos costes de la implantación y la formación han ascendido a 300.000 euros. Los resultados no han tardado. En apenas dos años han obtenido un ahorro del siete por ciento en combustible y una mejora generalizada en el mantenimiento de la flota. Además, las quejas de clientes se han reducido en un seis por ciento. "La conducción eficiente es más cómoda, confortable y suave. Además, incide en una mayor seguridad vial", añade Sabín, que aporta como dato que la siniestralidad se ha reducido en un ocho por ciento. San Martín concluye explicando que se trata de "un cambio en la filosofía de trabajo y no solo una innovación tecnológica. Buscamos optimizar la conducción. Hemos hecho pruebas y el tiempo no varía, pero el consumo, sí. Hay conductores que lo están aplicando ya a su vida privada".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios