www.madridiario.es
Sin acuerdo sobre los servicios mínimos para el 29-M

Sin acuerdo sobre los servicios mínimos para el 29-M

martes 20 de marzo de 2012, 00:00h
Los sindicatos CCOO y UGT han aseverado este martes que "la Comunidad de Madrid no justifica el establecimiento de los servicios mínimos de cara a la huelga porque prefieren que estos sean anulados o revocados por los tribunales por la falta de motivación".
La Comunidad de Madrid entregó una propuesta de servicios mínimos para el paro general a los sindicatos, que le han trasladado los puntos del texto de los que discrepan. El Ejecutivo autonómico convocó el pasado viernes a los sindicatos para debatir sobre este asunto. Desde entonces, CCOO y UGT han estudiado todo el fin de semana la propuesta de servicios mínimos para la huelga general.

"Tenemos que llegar al acuerdo antes del día 22, porque el día 22 se celebra el último Consejo de Gobierno anterior a la huelga y por lo tanto es el último Consejo de Gobierno que tiene que decidir los servicios mínimos en la región, tanto con acuerdo como sin acuerdo", resaltó el viernes la consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol.

Tras este lunes, en el que no se logró ningún acuerdo, el secretario de Política Institucional de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún ha manifestado que el Gobierno regional "prefiere que se anulen 'a posteriori', y no motiva porque sabe que les van a declarar nulos esos servicios mínimos, y prefiere que sea por falta de motivación". El secretario de Organización de UGT, Miguel Ángel Abejón, ha subrayado que "esta motivación no es gratuita y esta justificación es central, no solamente en el derecho español sino en el derecho comparado a nivel internacional". "Porque lo que estamos planteando es que vamos a privar a trabajadores que tienen un derecho constitucional como es el derecho de huelga, en función de garantizar unos servicios esenciales", ha aseverado.

Durante la mañana de este martes, los sindicatos han presentado un dossier con 30 sentencias en las que se anulan los servicios mínimos establecidos en diferentes convocatorias de huelga, veinte de ellas en la etapa de Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad de Madrid. Desde estas organizaciones han acusado al Ejecutivo regional de estar regulando "sistemáticamente contra el derecho de huelga de los trabajadores", y han considerado que las sentencias y los acuerdos constituyen material suficiente como para llegar a un acuerdo entre sindicatos y administración para garantizar unos servicios mínimos "que se atengan a la legalidad". En este sentido, han anunciado que en el caso de no llegar a un acuerdo en las negociaciones "denunciarán a los funcionarios que dicten esos servicios por prevaricación".

El secretario general de CC.OO. de Madrid, Javier López, ha amenazado que quien firme estos decretos "pagará las consecuencias". "Vamos a ir con todo", ha anunciado. Durante todo el día se están produciendo reuniones por sectores con el objetivo de llegar a acuerdos para fijar los servicios mínimos, en las que las centrales esperan "limar" aspectos que encuentran "en la línea" de los servicios anulados por los tribunales. Además, han recordado que para la anterior huelga del 29 de septiembre de 2010 se llegaron a acuerdos a nivel estatal, en comunidades como Cataluña, y en ayuntamientos como en Madrid, "pero fue imposible llegar a un acuerdo con el Gobierno regional", ha dicho Cedrún, que ha sostenido que "en el último momento alguien decidió en el Consejo de Gobierno que no había acuerdo".

Los sindicatos han apuntado que el derecho de huelga "es el bien a proteger", y que únicamente en casos en los que la seguridad y la salud de los ciudadanos puedan verse vulnerados, se debe restringir el derecho de los trabajadores a la huelga. Por lo tanto, han instado a las administraciones a que se determinen esos servicios esenciales y que dentro de ellos, se planteen cuáles son sus mínimos con su correspondiente motivación.  "Como dice el Tribunal Constitucional, no se puede pretender que un día de huelga las cosas sean normales, que es lo que pretende la Comunidad", ha asegurado Abejón.

Por su parte, Javier López ha señalado que entiende el conflicto sobre los servicios mínimos como la "fase 2" de cara a la huelga general —"la semana que viene será ya la 'Fase 3: fase piquetes'—, y ha considerado que se trata de una "maniobra de distracción" consistente en "centrar los problemas en el ejercicio del derecho de huelga y no en los motivos que producen esta huelga".

20% en AVE, 30 % en Cercanías y 40% en vuelos internacionales
UGT y CCOO han propuesto que durante la jornada de huelga general se garantice la circulación del 20% de los trenes AVE, un máximo del 30 por ciento de Cercanías y el 40% de los vuelos internacionales en calidad de servicios mínimos. Se trata de una propuesta "idéntica a la que se pactó con el Gobierno para la última huelga general, la del 29 de septiembre de 2010, y sobre la que no obstante están dispuestos a negociar con el departamento que dirige Ana Pastor", han indicado el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Enrique Fossoul, y el secretario general de la Federación de Transportes de UGT, Miguel Ángel Cilleros.

"La ministra pide que arrimemos el hombro para sacar los mínimos y estamos dispuestos, y habla de legalidad. Nosotros también, pero la legalidad no sólo son los reales decretos donde se fijan los mínimos, sino también las sentencias de los tribunales dando la razón sobre mínimos abusivos de la Administración", indicó el dirigente de CCOO. Los dos sindicatos consideran que su propuesta "garantiza la movilidad de personas que no quieran acudir a la huelga con el respeto máximo al derecho de huelga de los trabajadores del servicio público, en este caso del los transportes".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios