www.madridiario.es

Absueltos los activistas que llamaron "racistas" a varios agentes

Por MDO/E.P.
martes 13 de marzo de 2012, 00:00h
El juzgado de Instrucción número 53 de Madrid ha absuelto este martes a los cuatro voluntarios pertenecientes a las Brigadas de Observación de Derechos Humanos, que fueron detenidos por una supuesta falta a la autoridad y desobediencia a los agentes que practicaban un control de identificación a inmigrantes, según han informado los propios implicados.
Los activistas absueltos han contado con el apoyo de una treintena de personas, que se habían reunido en el exterior de los Juzgados de Plaza de Castilla bajo el grito de "Ningún ser humano es ilegal. Si nos tocan a uno, nos tocan a todos".

Los hechos por los que han sido juzgados tuvieron lugar el 24 de noviembre de 2011, por la mañana, en el exterior del metro Plaza Castilla. Según los brigadistas, ese día había un control de identificación a inmigrantes en ese punto y hasta él se acercar cuatro voluntarios de esta asociación que acabaron siendo denunciados por varios policías nacionales por "faltar al respeto y consideración o desobedecer a la autoridad, tal y como recoge el artículo 634 del Código Penal y por el supuesto hecho de calificar de racistas dichos controles de identidad".

"Estas denuncias se han producido en el transcurso de prácticas policiales de identificación por aspecto físico sin que se hubiera cometido ningún delito, ni por tanto un delito que generara grave alarma social, la única situación en que la ley autoriza controles en las vías públicas (aunque nunca discriminando por aspecto físico)", ha señalado las Brigadas de Observación de los Derechos Humanos, que han llamado a la concentración hoy en el exterior de los Juzgados.

Además, consideran que estas actuaciones vulneran los derechos y libertades fundamentales de la población migrada (tanto el principio de no discriminación como los derechos de dignidad y libre circulación); "aplicándose una innegable selección racial en estos controles de identidad, que vulneran la Constitución y que los hace ilegítimos".

Las Brigadas Vecinales de Observación de los Derechos Humanos son voluntarios que salen con chalecos distintivos cuando se producen controles de indentificación policial a inmigrantes con el objetivo de "visibilizar y denunciar el control social ejercido por la Policía, en concreto aquellos controles de identidad racistas y clasistas contra las personas migrantes".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios