www.madridiario.es
Cae una banda que robaba al descuido en joyerías y bancos

Cae una banda que robaba al descuido en joyerías y bancos

jueves 08 de septiembre de 2011, 00:00h
La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas acusadas de pertenecer a un grupo criminal itinerante trece hurtos en joyerías y bancos. Según la investigación, podrían haber acumulado material y dinero por valor de 200.000 euros. Se les atribuyen  delitos de hurto, robo con violencia y falsedad documental.
Las pesquisas policiales, llevadas a cabo por el Grupo I de UDYCO de la Brigada Porvincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid con la colaboración de la comisaría de Usera y la Guardia Civil, empezaron a principios de 2011. Los agentes detectaron la comisión de varios robos en joyerías de Madrid con un 'modus operandi' similar. Rápidamente, se pudo constatar que se trataba de una banda organizada y especializada en piezas de joyería.

El método de trabajo de los criminales era el siguiente: inspeccionaban el local, a veces hacían una pequeña compra y se ganaban la confianza del dependiente, localizaban las medidas de seguridad y a los empleados, y comprobaban la calidad del género. Luego, elegían las horas de menor afluencia de público y cometían el delito. Para ello, uno se hacía pasar por un cliente y distraía al dependiente mientras el otro aprovechaba para hacerse con mantas completas de material de joyería. Un tercero intentaba colocarse de manera estratégica para que no fueran vistos desde fuera y el cuarto les esperaba en la puerta del local, con un vehículo en marcha, con el que luego huían. Conseguían luego deshacerse de los objetos robados mediante peristas españoles o extranjeros.

La mancha
En las entidades bancarias, actuaban sobre los clientes. Atacaban a personas mayores. Uno de los integrantes de la banda entraba en la sucursal bancaria y vigilaba cuál de los clientes sacaba una gran suma de dinero. Al salir, marcaban a la víctima con un gesto o una señal y mediante diversos métodos de distracción, principalmente el conocido como “la mancha”, conseguían hacerse con la cartera en la que la persona llevara el dinero. Aunque su principal objetivo era el hurto, no dudaban, sin embargo, en utilizar la violencia en los casos en los que las víctimas intentaran defenderse o si temían que podían ser descubiertos.

Los ladrones cambiaban constantemente su apariencia física para evitar ser reconocidos. Para ello utilizaban gorras deportivas, gafas de sol, cambios de peinado o de ropa nada mas cometer el robo. Pese a ello, y tras varias gestiones, los agentes lograron la identificación de Alfonso R. S., Juana M. E., Carmen G. B. y Ricardo A. P. V., con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, como los presuntos autores de los hechos.

Mediante un dispositivo policial, los arrestados fueron localizados y detenidos. Se les imputa un total de nueve robos o hurtos en otras tantas joyerías y de cuatro hurtos a clientes a la salida de diversas entidades bancarias. En total, consiguieron hacerse con unos 200.000 euros. La mayoría de las mantas de joyería robadas estaban valoradas, cada una de ellas, en unos 40.000 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios