www.madridiario.es

El Consorcio ordena no multar a quienes lo usen fuera de plazo

Los peregrinos podrán seguir usando su abono transporte tras la JMJ

Los peregrinos podrán seguir usando su abono transporte tras la JMJ

viernes 19 de agosto de 2011, 00:00h
El Consorcio Regional de Transportes no multará por el uso del abono de la Jornada Mundial de la Juventud una vez que hayan pasado las jornadas. En su lugar, permitirá que los peregrinos sigan usándolo justificándolo en que han pagado por usarlos tres o siete días, dependiendo de la modalidad.
Así lo ha determinado el gestor único del transporte en una circular enviada a los operadores y hecha pública por la cadena Ser (lea la nota en este enlace). Según la misma, si los abonos, que cuestan 4 euros para tres días y 10 euros para una semana sin limitación de viajes ni de zonas (un 80% de descuento respecto a los normales), son utilizados fuera de su período de validez, del 6 al 22 de agosto. Tampoco sancionará al usuario ni le retirará el pase, sino que únicamente le advertirá que no puede valerse de él.

La Consejería de Transportes ha explicado que esta medida obedece a que los abonos de la JMJ se activan en el momento en que el peregrino los utiliza por primera vez, en lugar de estar delimitados a una fecha como el resto [del 1 al 31 de agosto, por ejemplo, como los que los madrileños pueden usar este mes]. Es a partir de entonces cuando los visitantes pueden usarlos durante los tres o siete días. Una vez que pase este tiempo, el título no les permite acceder a la red. Si se da la circunstancia de que al terminar la JMJ hay peregrinos a los que aún les quedan días de abono porque los hayan activado más tarde, no se les multará puesto que han pagado por usar el servicio los tres o siete días correspondientes.

Pocos casos
Este procedimiento, sin embargo, contradice el reglamento de Metro de Madrid y la EMT. Según el régimen de funcionamiento del metropolitano, el viajero sin billete válido estará obligado a abonar una multa equivalente al "importe correspondiente a 20 veces el precio del billete sencillo". En caso de de no hacerse efectivo dicho pago, Metro cursará la denuncia correspondiente. Si se trata de un título cuyas posibilidades de utilización hayan sido canceladas, como sería el caso, el viajero "podrá ser retenido hasta que se abone el recargo señalado". La práctica habitual en Metro es que los agentes de seguridad privada presentes en las estaciones hagan descender del convoy al infractor y le acompañen a la salida o le obliguen a comprar un billete válido en caso de que el inspector no haga efectiva la multa directamente.

La Consejería de Transportes ha hecho hincapié en que, si se llega a dar esta circunstancia, cosa que no creen, será de forma "muy excepcional" porque la inmensa mayoría de los peregrinos regresarán a sus lugares de procedencia tras la misa mayor del domingo. Los datos de que se dispone, asegura Transportes, muestran que el abono se está utilizando desde hace días, de manera que cuando termine la JMJ ya habrán caducado en su mayoría.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.