www.madridiario.es
Por misericordia...

Por misericordia...

Por Mara Colás Amor
martes 21 de junio de 2011, 00:00h
Ser de Madrid tiene sus alegrías , muchas y variadas. Pero vivir en Madrid tiene demasiadas molestias, incomprensibles para quienes no sufren, desde la distancia, todo tipo de suertes que esta urbe nos trae.

Como ejemplo esta marea casi incesante, de antes autorizadas, y ahora espontaneas manifestaciones que, cada poco tiempo en otros momentos y ahora siempre, sufrimos por aquello de ser la sede de todo lo nacional, con abono de protestas en nuestras calles por ser capital.

Si antes era en Sol, ahora pasó en Neptuno. En adelante será itinerante, pero en Madrid… el caso es no dejar en paz a los vecinos. ¡Por misericordia… dejadnos en paz en Madrid!.

Pero si éramos pocos, ahora se les unen las temidas fechas del famoso día del Orgullo Gay, que se celebrará el 2 de julio. Ustedes me van a perdonar, pero nunca entendí tal día de reivindicación, (y adelantándome a los que tacharán tal afirmación de homofoba), diré de antemano que tengo buenos amigos, que siendo homosexuales, no necesitan ponerse plumas, cueros de espaldas ajustadas y hombros al aire, montarse en carrozas en tanga, ni montar gresca pública para que se les respete su condición privada, su elección sexual, su condición íntima y personal.

Por eso, e insisto, no acierto a entender que tiene de especial ser gay, como para tener un día, como el de los reyes magos, con cabalgata llena de carrozas, y demás símbolos pomposos excesivos y esperpénticos. Ni entiendo porque hemos de pagar lo que cuesta retirar las toneladas de basura que dejan a su paso y que costeamos los bolsillos madrileños, que ni nos va ni nos viene; y aprovecho a incluir como opción en los permisos de tal festejo, los costes por este servicio.

Este año, imagino que por el exceso callejero sufrido en fechas recientes, el Ayuntamiento de Madrid ha prohibido los excesos sonoros en la plaza de Chueca. Parece ser que en la organización piensan obviar la prohibición con argucias y la Sexta se encargará de apadrinarlo. Pero aun así, definitivamente…¡éste no es su año!

Lo siento, pero discrepo y lo seguiré haciendo. Mientras no tenga mi día del 'orgullo hetero', no entenderé el suyo. Discriminación, no. Aunque sea positiva. Y por piedad, dejemos algo en paz a la sufrida Madrid…
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios