www.madridiario.es
La importancia de la prueba pericial

La importancia de la prueba pericial

martes 31 de mayo de 2011, 00:00h
Casi el cien por cien de los Jueces y Magistrados atribuye a la prueba pericial económica una elevada relevancia en su proceso de deliberación y emisión de sentencia. Ésta es una de las principales conclusiones que se extraen del estudio La prueba pericial económica en el ámbito procesal español realizado por la Cátedra de Investigación Financiera y Forense creada por KPMG y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), en colaboración con el Consejo General del Poder Judicial y del Consejo General de la Abogacía Española.
La entrada en vigor en 2001 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) supuso una profunda transformación del papel de la prueba pericial económica. La principal novedad suponía que el juez debe admitir como prueba aquellos dictámenes periciales que cada parte aporte. A raíz de esta circunstancia, el informe ha indagado en la importancia que, tanto Magistrados y Jueces, como asesores legales externos y responsables de asesoría jurídica, otorgan a estas actuaciones de expertos independientes. En este sentido, para el 83 por ciento de los Magistrados y Jueces, el 82 por ciento de los asesores legales externos y el 80 por ciento de responsables de asesoría jurídica, la aportación de los peritos económico-financiero tras la puesta en marcha de la LEC ha sido positiva o muy positiva.

El estudio ha recabado la opinión de más de 700 Jueces y Magistrados, responsables de asesoría jurídica y asesores legales externos que ejercen en nuestro país. Durante más de siete meses de 2008 estos colectivos fueron entrevistados y preguntados por aspectos tales como la necesidad de recurrir a peritos económico-financieros, los factores que afectan a su selección, sus principales aportaciones, la potencial necesidad de una mayor especialización y el futuro de la actividad pericial económico-financiera y contable.
En este sentido y según los resultados obtenidos, la prueba pericial económica tiene una importante relevancia en la resolución de los casos para un 99 por ciento de los Magistrados y Jueces, para un 68 por ciento de los asesores legales externos y para el 60 por ciento de los responsables de asesoría jurídica. Además, en esta línea, y sobre la base del aval que supone la opinión del 91 por ciento de los Magistrados y Jueces entrevistados, parece indudable que la prueba pericial económica-financiera tendrá aún más relevancia en el sistema procesal español.

El estudio ha identificado asimismo que la contratación de los servicios de un experto independiente en contabilidad y finanzas comienza a ser una práctica cada vez más habitual, ya que el 67 por ciento de los letrados consultados afirma que, en los últimos 12 meses, ha acudido a un experto independiente en tal ámbito en más de tres casos. En este sentido, Fernando Cuñado, director del área de Forensic de KPMG y responsable de Pruebas Periciales para España afirma que “la influencia y uso de pruebas periciales se ha ido ampliando fuera de las jurisdicciones civil o mercantil, para alcanzar también un mayor protagonismo en el ámbito penal, en el cual estamos siendo requeridos con elevada frecuencia para la elaboración de informes periciales en ámbitos tales como imputaciones por delitos de carácter económico o, más recientemente, en el ámbito extrajudicial; en particular, en las disputas que se dirimen en arbitrajes de carácter privado”.

En cuanto a las situaciones más habituales que requieren la intervención de un perito económico-financiero, el estudio revela que, en la actualidad, la más frecuente es la competencia desleal, debido al incremento de casos y la enorme complejidad que los mismos incorporan, seguido de los delitos económicos. Para Rocío Campos, socia del área de Forensic de KPMG en España esta circunstancia supone “un signo unívoco de la especial importancia de incorporar en estos casos la asistencia de expertos en el área económico-financiera y contable, así como en aquellas situaciones que requieran, por ejemplo, de una investigación financiera compleja y del empleo de técnicas de ingeniería informática”.

Las siguientes situaciones o ámbitos en los que resulta más habitual la asistencia de un experto independiente son aquellas vinculadas con litigios de componente fiscal, violaciones de derechos de propiedad intelectual y la resolución e incumplimiento de contratos.

Entre los aspectos que más valoraron los entrevistados en un perito económico-financiero, el estudio revela que la capacidad para explicar el dictamen al Tribunal fue la característica más valorada, seguida de la calidad del informe, el rigor técnico y profesional, el entendimiento de las cuestiones económicas, la exhaustividad y, las aportaciones de carácter técnico. Mencionar a este respecto que todos ellos tienen una valoración muy significativa; oscilando entre valores de 3,44 y 4,66 sobre 5.

Como conclusión, Pablo Bernad, socio de KPMG Forensic y responsable de este área para Europa, Oriente Medio y África, comenta que “los Jueces y Magistrados de nuestro país valoran la prueba pericial económica de forma muy positiva y reconocen en su inmensa mayoría que cada vez tendrá más relevancia, especialmente en temas derivados del derecho de la competencia y fraudes y delitos económicos, así como lo relacionado con nuevas tecnologías y evidencia digital. En este sentido, si la prueba pericial está bien elaborada y es presentada de forma sólida, es un elemento de notable relevancia y de indudable valor para la resolución de disputas y litigios".

La Cátedra de Investigación Financiera y Forense KPMG – URJC, fue creada el año 2007 con la finalidad de proporcionar a los profesionales que se desenvuelven en este ámbito, un foro de reflexión de la mano de los más prestigiosos juristas, aportando en esta línea un foro de debate y formación de alto nivel, en el cual interactúan el mundo profesional y el ámbito académico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios