www.madridiario.es
En las tripas del nuevo Windsor

En las tripas del nuevo Windsor

Por Enrique Villalba
viernes 11 de febrero de 2011, 00:00h
La nueva torre de El Corte Inglés en el Paseo de la Castellana (ojo, no se llama Titania) avanza a buen ritmo. Sus 7 plantas comerciales ya están en uso. Los 11 niveles de oficinas y 2 de sus 4 espacios técnicos están muy avanzados, aunque aún no se puede concretar su término. Madridiario es el primer periódico que visita sus instalaciones.
Este sábado se cumplen 6 años del incendio del antiguo edificio Windsor del Paseo de La Castellana. El fuego engulló uno de los rascacielos más significativos de la capital. En 2006, el Grupo El Corte Iglés compró el Grupo ASON, propietario del inmueble. Fue entonces cuando se planteó crear un nuevo titán urbanístico de las cenizas del anterior. Según Pablo Muñoz, arquitecto del proyecto, "el edificio no pretende ser un hito arquitectónico. Sustituye al antiguo Windsor pero con una solución diferente. El nuevo inmueble es menos estilizado pero consigue unificar dos edificios en uno".

Paneles fotovoltaicos de la fachada del nuevo edificioEl proyecto ya es casi una realidad. 23 plantas, más 7 subterráneas, que conforman un rascacielos de 111 metros de altura, 5 más que su antecesor. La superficie del Windsor se ha respetado, repartiendo los espacios de la siguiente manera: 24.768 metros cuadrados subterráneos, 21.500 de superficie comercial y 15.200 de oficinas. Eso sí, la redistribución ha sido considerable, ya que el Ayuntamiento exigió que se retranquease el inmueble con motivo de la operación de transformación de Azca.

Todo el inmueble está recubierto de una fachada creada a base de un muro cortina creado con plaquetas de doble cristal que permiten la máxima eficiencia para la admisión y ventilación del aire. El paramento exterior incorpora placas fotovoltaicas y luces RGB. Para evitar el efecto del viento sobre la torre, se han dibujado sistemas de pilares de varias alturas que cortan el impulso eólico. Está previsto que esta piel de cristal termine de instalarse este verano. En el interior, la iluminación es inteligente y se adapta al nivel de luz solar. Mediante un sistema de 'freecooling' se enfría el aire y el agua sin gasto energético si las condiciones exteriores lo permiten. Todo el edificio cuenta con la protección activa y pasiva más avanzada contra incendios.

Entrada desde Raimundo Fernández Villaverde al nuevo centro comercial Corte InglésAscensores panorámicos
Los 7 primeros niveles sobre rasante, ya operativos, se han integrado en el macrocentro comercial que la marca del triángulo verde posee en Nuevos Ministerios. El edificio principal, de los años 60, está en plena reorganización de dependencias y en proceso de adaptación de determinados aspectos urbanísticos, como la instalación de aire acondicionado.

Cuenta con 4 ascensores panorámicos que conectan el aparcamiento con los niveles comerciales. 2 plantas técnicas subterráneas surten al espacio terciario y al estacionamiento, gracias a nuevos aljibes para el sistema de extinción de incendios. También cuentan con nuevas instalaciones eléctricas, de aire acondicionado y fontanería. Los arquitectos han conseguido dar un espacio más diáfano al centro comercial gracias a que se han eliminado de los sótanos pilares de mallas estructurales.

Construcción de plantas de servicios electrógenos en el nuevo WindsorSobre el centro comercial hay 11 plantas de oficinas casi totalmente diáfanas y con vistas panorámicas, que El Corte Inglés pretende sacar al mercado. A estas se añaden otros 2 niveles técnicos ubicados en la cubierta. Actualmente, se están rematando en ellos los trabajos estructurales. Prevén que estos concluirán el mes de abril. Allí también se construye un torreón que albergará la refrigeración para los despachos y un foco retroiluminado.

El nudo gordiano
Para responder a las necesidades urbanísticas que requieren tanto las oficinas como el comercio, se ha creado un espacio intermedio entre los dos bloques del inmueble. Consiste en una estructura encajada en planta que traslada la inercia del peso del edificio. Un pilar principal actúa a modo de nudo gordiano. Esta solución actúa de contrapeso, sustentando los niveles de oficinas y permitiendo, a su vez, una entrada acristalada a El Corte Inglés desde la calle de Raimundo Fernández Villaverde, diáfana en altura, con el único sostén de pilares colgantes.

Pilar de punto gordo que sustenta los dos tipos de estructura del nuevo WindsorComo casi en todas las obras monumentales, el mayor trabajo ha sido el que no se ve. El proyecto ha aprovechado los niveles estructurales bajo rasante del antiguo Windsor. Han recalzado y reforzado la cimentación, ya que el edificio incorpora nuevas cargas estructurales. También se han construido 3 nuevas escaleras de evacuación subterránea y otras tres sobre rasante. Un núcleo de ascensores comunica los niveles de aparcamiento con el hall de entrada a las oficinas y un nuevo núcleo de grandes montacargas trasladan del estacionamiento al nivel comercial. Pero es, quizás, el traslado del núcleo del nuevo espacio comercial con respecto al antiguo Windsor el verdadero reto que se ha acometido, ya que ha permitido injertar los dos espacios (Corte Inglés y oficinas) como un solo sistema solidario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios