www.madridiario.es
La calle de los sueños

La calle de los sueños

Por Mara Colás Amor
viernes 11 de febrero de 2011, 00:00h
La calle de los sueños se ha convertido en solo unos pocos días en el  paseo de estrellas; un corto espacio de tiempo que hay que disfrutar… Así es como podría empezar cualquier relato infantil o una película de la factoría Disney, que acaban de poner en marcha en nuestra Gran Vía de toda la vida. Y es que los premios Goya, que son la excusa para tal evento, están más guerreros que nunca en esta edición, en la que el ambiente esta más que caldeado. Pero nos vamos a la calle de los sueños donde soñar es una cosa y despertarse a la realidad más cutre es otra, y mucho más cercana y habitual por estos lares.

Aquellos peatones madrileños o turistas que decidan darse una vueltecita por allí, verán que han plagado el suelo de las aceras de pegatinas amarillas que pretenden emular a las del paseo de la fama de Los Ángeles. A ver si adivinan, si se acercan, quienes son esos nombres de los “grandes”, que así se promocionan, si es que quedan , que se las llevan…

En las estrellas de la fama originales, las americanas, se apuesta por llevar a la inmortalidad a todos aquellos nombres de figuras, que su academia entiende que deben pasar a la historia por su labor en alguna de las artes,  inmortalizadas en esas huellas de su famosísima calle.  Pero aquí, se ha quedado todo en lo de siempre, que es lo cutre, un “quiero y no puedo”. Un atisbo de simulacro del brillo que da mucha penita incluso, y aun más al ver que los nombres que las amarillitas, ni siquiera doradas estrellas, llevan inscritos son del hoy más absoluto. Promoción de la actualidad más momentánea y efímera del ruinoso celuloide español, que tanto recibe y a cambio da tan poco.

¿Qué pasa con el recuerdo de gente como José Bódalo, Paco Martínez Soria, Lopez Vazquez, Enma Penella, los Gutierrez Caba, Pepe Isbert , Francisco Rabal, Buñuel, Rafael de Penagos, Aurora Bautista,  Antonio Ozores o el mismísimo Drácula, Paul Naschy  en realidad Jacinto Molina Álvarez?. ¿Estos nombres y muchos más no merecerían ser recordados por su labor en la promoción del cine en épocas menos granadas en subvenciones, y más en arte por amor al arte, en forma de estrellas permanentes por toda nuestra Gran Vía en lugar de esas pegatinas absurdas promocionadas por loterías del estado?.

Pues ahí esta el tema, y aquí está el reto. Si os ponéis a copiar, hacerlo bien, que siempre nos quedamos a medias en todo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios