www.madridiario.es

Vicálvaro es el distrito con más población escolar de Madrid

La eterna cuenta atrás del colegio Carmen Laforet

La eterna cuenta atrás del colegio Carmen Laforet

jueves 27 de enero de 2011, 00:00h
Valderribas, en Vicálvaro, estrenará "en los próximos días" el tercer colegio del barrio, el CEIP Carmen Laforet. Este es el último compromiso de la Consejería de Educación, que, cuatro meses después de lo prometido, aún no ha podido poner a disposición de los padres un centro que ha sufrido un retraso tras otro durante su construcción.
La situación afecta a 96 niños de 3 años. Estos son trasladados cada día en autobús al Colegio Severo Ochoa, al otro extremo del distrito. Un centro, aseguran los perjudicados, que no está adaptado a niños tan pequeños (menos espacio por niños en el aula, servicios fuera de la clase, varios tramos de escaleras) y en el que se está interrumpiendo su programa educativo.

"En junio, cuando Esperanza Aguirre vino a poner la primera piedra, nos garantizaron que el cole abriría en septiembre. Una semana antes, y después de advertirles nosotros que no llegaban, nos dicen que no será posible. La Dirección General de Infraestructuras de la Consejería nos emplaza a primeros de octubre. El día 15, la directora nos transmite que podría ser el 25 del mismo mes. Tampoco pudo ser y se comenzó a hablar de abrirlo después de Navidad, a la vuelta de Reyes. Justo antes de las vacaciones, la directora nos transmite sus dudas. En el pleno del día 29 de diciembre, la concejala de distrito señala el 17 de enero. El 17 de enero el colegio no tenía instalado el gas y carecía de licencia de apertura. Cuando por fin dicen tener todos los papeles, una tubería en mal estado inunda varias aulas y tienen que volver a repararlo [extremo confirmado a Madridiario por la Consejería de Educación]. Estamos a 26 de enero y nos tememos que tardaremos otro mes más en verlo abierto. Es indignante".

Cristina, una de las madres afectadas, forma parte de la asociación de padres que se ha creado antes incluso de que el Carmen Laforet esté en marcha. Como los demás, tiene plaza en el colegio desde el mes de abril, pero ya no se fía de la palabra de la Administración y exige que la presidenta regional o la consejera Lucía Figar vayan al barrio a dar la cara: “Aquí nadie se compromete, no nos informan, la directora ya no se atreve a darnos más fechas. Mientras, mis hijos están hacinados. ¿A quién contratan las obras? Es increíble que hayan hecho esta chapuza".

La Consejería de Educación, confirmando a Madridiario los problemas en la construcción pero destacando su esfuerzo para sacar adelante la obra pese a la crisis, aseguró que el colegio estará muy pronto en servicio. Asimismo, garantizó que el Severo Ochoa está perfectamente equipado para atender a los niños en las mejores condiciones.

Un colegio en un parque
La historia del Carmen Laforet sería menos rocambolesca si no ocurriese en el distrito con la población más joven de Madrid: 36,55 años de media frente a 41,5 de la capital y 70.000 habitantes de los cuales el 18,37%, 13.000, tienen menos de 15 años de edad. El problema por tanto, denuncian el Grupo Municipal y el Grupo Socialista de la Asamblea de Madrid, es de planificación. "Sigue sin dotar de medios necesarios a las escuelas públicas de los barrios", denunciaba esta semana la diputada Fátima Peinado. Tampoco llamaría tanto la atención si la parcela en la que se levantará en el futuro la tercera fase del colegio sea hoy un parque público reformado por el Ayuntamiento con 600.000 euros pagados por el Plan E estatal. "El Ayuntamiento se negó primero a construirlo y ahora va a despilfarrar el dinero a manos llenas porque Educación les dijo que en la parcela inicial no cabía un colegio", explican desde del PSOE.

Pero pese a la apertura, los padres no las tienen todas consigo. La segunda fase del colegio, con otras cuatro aulas y el comedor, debería estar acabada para el curso que viene, plazo que tampoco creen vaya a cumplirse: "Ni si quiera han empezado las obras. Mientras, los niños tendrán que comer en el aula multiusos". De la misma forma, creen que la tercera fase, correspondientes a las aulas de primaria, tampoco llegará a tiempo. "Pero lo más grave será cuando los niños tengan que pasar a Secundaria, porque los colegios de primaria ya están llenos y los institutos del barrio saturados", recalcan. A juicio del PSOE, Valderribas es un ejemplo de cómo el Ayuntamiento construyó un barrio sin planificar las dotaciones que necesitaba a nivel de colegios o centros de salud, ya que hoy no hay parcelas para construir otro colegio en el barrio. La consejería, por su parte, asegura que las demandas de plazas serán cubiertas en tiempo y forma cuando sea necesario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios