www.madridiario.es
La polución no cambia, la forma de medirla sí

La polución no cambia, la forma de medirla sí

jueves 31 de diciembre de 2009, 00:00h
En 2010 entró en vigor la nueva manera de medir uno de los contaminantes que más problemas da en la región, el dióxido de nitrógeno (NO2). Esto ha provocado que por primera vez se active una alerta por este contaminante. La capital no cumplirá la normativa este año.
A principios de año concluyó el cambio de las estaciones de medición que componen la red de calidad del aire del Ayuntamiento. Era necesario adaptarse a la normativa europea, pero hubo críticas porque esta da un margen y, según Ecologistas en Acción, la nueva composición no era poco exigente. El Ayuntamiento, en cambio, recordó que hasta el momento la capital era una de las ciudades europeas con más estaciones de medición cercanas al tráfico, el principal foco de contaminación en Madrid.

Con estos cambios, la media de NO2 en la capital bajó sustancialmente y se quedaba en el límite legal, cuando siempre había superado las recomendaciones legales. Sin embargo, desde 2010 se tiene en cuenta el resultado de cada estación y ya es obligado cumplirlos. En este aspecto, Madrid no supera la prueba, pues los datos acumulados hasta septiembre mostraron que 13 de las 24 estaciones superaban los 40 microgramos por metro cúbico permitidos de media, con lo que podría haber sanciones.

Quizá lo más llamativo para el ciudadano de todos estos cambios sea que el episodio de altos niveles de NO2 que se vivió durante dos días octubre en la capital, ya que en las entradas a Madrid los paneles informativos recomendaban dejar el coche en casa. Antes los límites para alertas eran otros, pero el Ayuntamiento, para adaptarse a la normativa, puso en marcha pocos días antes de este 'nitrogenazo' las nuevas formas de alertar a la población. En este caso, como adelantó este periódico digital, se activó el nivel de aviso, el menor de los tres existentes.

Coslada, en rojo
Hasta septiembre, en la capital se había reducido un poco el nivel de contaminación de NO2, como muestra la comparativa entre 2009 y 2010 de las estaciones que no han cambiado de ubicación. Estos cambios pueden deberse a algunas medidas para mejorar la calidad del aire en Madrid, pero también a la influencia de la reducción del consumo y los desplazamientos, debido a la crisis económica; y de la meteorología, pues la inestabilidad atmosférica limpia el aire.

El ozono malo -provocado por el efecto del sol sobre los gases contaminantes normalmente lejos de donde estos se producen- ha vuelto a hacerse presente este verano tanto en la capital, en zonas como la Casa de Campo, como en el resto de la región, donde se han registrado los peores datos desde 2005.

El jefe del Área de Calidad Ambiental de la Comunidad, Ricardo Vargas, adelantó en las Jornadas de Medio Ambiente, organizadas por Madridiario, que se prevé que se cumpla la normativa de calidad del aire en las zonas de que dependen de ellos en esta materia, es decir, la región excepto la ciudad de Madrid. A finales de noviembre, solo la estación de Coslada superaba los límites legales en la Comunidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios