www.madridiario.es
El coche eléctrico se impone

El coche eléctrico se impone

Por Carmen M. Gutiérrez
jueves 20 de mayo de 2010, 00:00h
Con la industria en horas bajas, el Salón del Automóvil que se celebra cada dos años en Ifema se ha reconvertido en una muestra de los modelos más ecológicos y eficientes de los fabricantes, volcados en el coche eléctrico y el híbrido.
La industria del autómovil lo tiene claro. El coche del futuro inmediato es el vehículo eléctrico. Aunque, por el momento, el común de los mortales -sensibilizados con el medio ambiente, eso sí- tenga que conformarse con vehículos híbridos o eficientes. En el Salón del Automóvil Ecológico es prácticamente imposible encontrar un coche enchufable que esté a la venta, ya que empezarán a lanzarse al mercado a finales de este año.

En la feria pueden verse las principales novedades del sector. Así, Renault trabaja sobre baterías intercambiables, Endesa habla de recargas en 5 minutos cuando lo habitual son varias horas o Peugeot apuesta por generar electricidad a través de placas solares instaladas en el techo del vehículo.

En cuanto al diseño de los coches eléctricos, muchas marcas apuestan, al menos en sus prototipos, por añadir algunos elementos futuristas. Renault se lleva la palma y lanzará unos coches totalmente diferentes a los que se ven en las carreteras, como su pequeño Twizy, que empezará a fabricarse próximamente en Valladolid.

Las casas de automóviles también mezclan conceptos, como es el caso de los híbridos, que utilizan gasolina para generar energía eléctrica y que poco a poco se han hecho un hueco en el mercado. Más novedoso y versátil es el híbrido enchufable, sobre el trabajan varias compañías. Su venta al público llegará más tarde que el coche totalmente eléctrico.

Carrera por la eficiencia

Atrás quedan, al menos en esta feria de muestras, otras formas de movilidad consideradas respetuosas con el medio ambiente, como el gas licuado de petróleo, el gas natural comprimido, el hidrógeno o los combustibles 'bio'. Los coches eficientes, en cambio, sí están bien representados y, por el momento, son los que más demanda tienen.

Con cambios en la aerodinámica, en el diseño de las ruedas o sistemas inteligentes, se consigue reducir el consumo y, por lo tanto, la emisión de gases contaminantes. Por ejemplo, se puede encontrar un Audi A3 que emite menos de los 120 gramos de CO2 por kilómetro que se han marcado como límite para los coches 'ecológicos', o utilitarios con menos de 90.

Además de turismos, en la feria también se encuentran vehículos industriales -no en vano las empresas se están situando como la punta de lanza de la movilidad eléctrica- motos y bicicletas eléctricas. Un ejemplo son las motos de tecnología híbrida que ya prueban la Guardia Civil, la Policía Nacional o la local de Madrid. Con ellas, se puede patrullar en modo eléctrico y utilizar el motor de gasolina para perseguir a un 'caco'.

Aunque los coches eléctricos no bajan de los 30.000 euros, existen varios incentivos que pueden hacerlos atractivos, como el Plan E, las ayudas a la compra de vehículos ecológicos o la exención en el SER en el caso de Madrid. Además, es mucho más barato recargar el coche que llenarlo de gasolina. Para todos aquellos que decidan subirse al 'carro eléctrico' durante la feria, es conveniente que pasen por el 'stand' de Movele, el plan con el que están implando las 'electrolineras' en Madrid y en otras ciudades españolas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios