www.madridiario.es
El germen del espíritu ciclista madrileño

El germen del espíritu ciclista madrileño

Por Enrique Villalba
lunes 31 de mayo de 2010, 00:00h
Durante más de 20 años, el Ayuntamiento de Madrid cierra todos los domingos en la avenida de Arcentales el paso a los coches para fomentar la movilidad peatonal y ciclista.
Hace más de dos décadas, cuando la ciudad era espacio para el coche y los peatones eran unos invasores ocasionales, se tomó la decisión de cortar al tráfico una de las principales vías de comunicación de un distrito desfavorecido como era San Blas. Fue allí donde comenzó el concepto de movilidad peatonal y espacio público que hoy se promueve como eje fundamental de las políticas municipales. Se cortó la avenida de Arcentales entre la glorieta del mismo nombre y la confluencia con la calle de Ajofrín excepto para peatones y bicicletas los domingos. Fueron apenas unos centenares de metros paralelos al parque Paraíso.

Ahora sólo los más veteranos se acuerdan de lo que supuso ese cierre, aunque todos lo siguen disfrutando cada domingo de 10 a 20 horas. La concejala presidenta del distrito, Carmen González, explicó a Madridiario que "se trata de una actividad municipal que se ha convertido en costumbre en el distrito". De hecho, incluso hay semanas que se cierra más jornadas para celebraciones especiales. "Este fin de semana, con la celebración de la Feria del Comercio, hemos decidido cortar un tramo mayor de calle para evitar accidentes y mejorar el acceso de los vecinos a la zona de festejos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios