www.madridiario.es
Consumo retiró 81.512 productos peligrosos en 2009

Consumo retiró 81.512 productos peligrosos en 2009

miércoles 10 de febrero de 2010, 00:00h
La Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Consumo, retiró en 2009 un total de 81.512 productos por considerarlos peligrosos, emitió 48 expedientes sancionadores en todo el año y notificó 191 alertas al órgano estatal correspondiente, 14 de ellas relacionadas con artículos de puericultura y juguetes. 
La directora general de Consumo del Gobierno regional, Carmen Martínez de Sola, aportó estos datos durante la presentación del balance de las diez campañas de consumo realizadas el año pasado, que han supuesto la realización de 3.185 actas de inspección. Aparte de las sanciones, muchos de los comercios con incedencias se han avenido a corregirlos tras el apercibimiento.  

Por sectores, donde más irreguliridades se han detectado han sido en las academias de enseñanza no regladas, donde se han encontrado incidencias en el 96 por ciento de las inspecciones, relacionadas en su mayoría con la falta de información. Más del 60 por ciento de estos centros de enseñanza no incluye la leyenda sobre la oficialidad de la enseñanza en la publicidad emitida ni en los diplomas.

Un porcentaje muy elevado tampoco ofrece la información obligatoria que se debe proporcionar sobre los datos del centro, los contratos, programas de los cursos impartidos, horarios, precios o formas de pago.  

Venta de coches y segunda mano
La Dirección General de Consumo, con la colaboración de 15 ayuntamientos, realizó dos campañas de inspección sobre la venta de vehículos. Así, se inspeccionaron 86 establecimientos de venta de coches nuevos, cuyas irregularidades más significativas son las relativas a los precios (31,39 por ciento) y el aplazamiento de pagos con porcentajes (23,52 por ciento), convirtiéndose la inclusión de cláusulas abusivas en el modelo de solicitud o contrato de compraventa en la infracción más frecuente.

Además, el 19,11 de las garantías comerciales adicionales ofrecidas por los establecimientos inspeccionados incumplen la normativa de Consumo. En cuanto a los locales de venta de vehículos de segunda mano, seis de cada diez inspecciones presentaron irregularidades, un porcentaje que se incrementa respecto a la campaña llevada a cabo en 2006.

Estos problemas afectan fundamentalmente a la falta de información o la ausencia de garantía. Casi la mitad de los establecimientos ofrece como forma de pago un crédito al consumo y, de ellos, el 30 por ciento no informa sobre el tipo de interés nominal y TAE, ni sobre si es fijo o variable. 

Ante estos datos, Martínez de Sola anunció que mantendrán reuniones con representantes de este sector para garantizar la mejora de los servicios, ya que indicó que especialmente en épocas de crisis uno de los valores más importantes para animar al ciudadano a consumir es la fiabilidad y la confianza que depositan en el establecimiento y comerciante.  

Viajes, puericultura y peluquería
Otra de las campañas realizadas el año pasado se focalizó en la información que facilitan las agencias de viajes a los usuarios de viajes combinados, lo que ha revelado que 13 de las 16 ofertas analizadas incumplen la normativa, mayoritariamente al no ofrecer información adecuada al precio del servicio, limitaciones temporales del derecho a formular reclamaciones o limitación de la cuantía de las indemnizaciones

Por otro lado, el pasado mes de mayo se desarrolló una campaña de inspección sobre artículos de puericultura en la que participaron 12 ayuntamientos de la región. El 38 por ciento de los productos presentó irregularidades y 25 actas fueron derivadas a la Comunidad de para su tramitación como expedientes sancionadores.

Los incumplimientos detectados corresponden básicamente al etiquetado, en particular al de las cunas, y a la omisión de la composición del producto en el caso de las cunas plegables. No obstante, comparado con la campaña llevada a cabo en el 2004, se observa un descenso de esta irregularidad, así como de la falta de instrucciones de uso, que sólo afecta a un 2 por ciento de las cunas inspeccionadas, frente al 23 por ciento de la campaña de hace seis años. 

Además, en el mes de junio se realizó una campaña de inspección y control de servicios de peluquería, mediante la que se controlaron 314 establecimientos, de los que el 37 por ciento presentaron algún tipo de incumplimiento de la normativa. La más frecuente fue no exponer en lugar visible los precios de los servicios y productos. Este sector presenta un grado de cumplimiento de la normativa muy superior a la campaña realizada en el año 2006. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios