www.madridiario.es
El cura de Colmenar Viejo que canta al amor y al desamor

El cura de Colmenar Viejo que canta al amor y al desamor

Por Mª Carmen Cruz Martín
viernes 18 de diciembre de 2009, 00:00h
Toño Casado no es un cura al uso como cualquiera podría imaginar. Además de ser el sacerdote de la parroquia de San José en Colmenar Viejo y dar clases en un instituto de la localidad es también cantautor. Pero lo más peculiar de todo es que en su último disco que acaba de ver la luz, 'Vivo', no canta sobre temas religiosos.
"En este disco hablo de temas muy diferentes, de distintas experiencias que he tenido en la vida. Todos los temas los he compuesto yo y quería cantarlas yo para darles mi carácter. Los curas somos personas como los demás y sentimos igual", asegura a Madridiario Toño Casado.

Y no es su primera incursión en el mundo de la música. Este 'Vivo' es su sexto disco, aunque es el primero en el que no aborda canciones de tipo religioso. Está formado por 13 temas en los que se habla de amores y desamores, de amistad e incluso de denuncia social.

Así, hay un tema que trata sobre las prostitutas, otro sobre un desahucio a un matrimonio mayor y otro en el que se critica la importancia que da la sociedad al aspecto exterior.

"Es un disco diferente a los otros que he hecho. Aquí hay canciones que he ido componiendo durante años que no estaban hechas para hacer un disco en concreto. Son canciones dedicadas a amigos, canciones que no tienen nada que ver con la iglesia, salvo una en la que cuento cómo siento yo a Dios", explica Casado.

Este disco sorprende también por sus letras y es que este sacerdote se pregunta sobre si un cura puede enamorarse o si sabe lo que es amar y no ser correspondido. "Tenía miedo, respeto de cómo podría ser acogido este disco, pero está teniendo muy buena aceptación. A todo el mundo le ha gustado mucho", cuenta.

Para este nuevo trabajo y para sus actuaciones -para las que todavía no hay fechas cerradas-, Toño Casado no ha estado solo. Además de la banda de músicos que colaboran con él, ha contado con la colaboración especial de María Vilumbrales. 

"El disco se grabó en directo en Colmenar Viejo con público. Y luego hemos estado trabajando en cosas como la masterización durante un año. Es un disco muy elaborado. Quiero que se diga que las canciones son preciosas, independientemente de quién las cante", concluye.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios