www.madridiario.es
Orcasitas sigue jugando al 'fútbol-barro'

Orcasitas sigue jugando al 'fútbol-barro'

viernes 18 de diciembre de 2009, 00:00h
El estadio de Orcasitas es ya un vestigio del pasado: es uno de los pocos en los que aún se juega al fútbol en la tierra. Los vecinos esperan como agua de mayo la prometida hierba artificial mientras siguen manteniéndolo con sus propias manos.
Mientras los benjamines empiezan a calentar, Leoncio de Ana, un septuagenario que lleva desde la adolescencia ligado al equipo de fútbol del barrio, pone una valla ante las escaleras que dan acceso al campo para evitar accidentes. Un pequeño túnel construido "con pico y pala" por "este, este y aquel", y otros que en esta gélida tarde de diciembre no están, para que los jugadores de las distintas categorías del club —y los equipos visitantes— puedan saltar al campo como sus ídolos de primera división.

Así se hacen las cosas en Orcasitas. De un pedazo de tierra mondo y lirondo, cedido por el Ivima a los vecinos, ha brotado con los años algo muy parecido a un estadio.

Solo que aquí las duchas, como la pila donde se lavaban las equipaciones hasta que llegaron las lavadoras, son de principios de los ochenta; las papeleras son cubos vacíos de pintura, colgados de las alcayatas por algún 'manitas', y las gradas han sido levantadas por socios, vecinos y padres con poco tiempo libre y mucha buena voluntad.

Todo para que los chicos del barrio puedan seguir practicando el fútbol. "Así no están en la calle, o en el parque, ociosos; aprenden los valores del deporte y la solidaridad", apunta Ricardo Galiano, miembro de la junta directiva del club. Aquí se han rodado anuncios y se han celebrado partidos interculturales; se han convertido en entrenadores algunos niños que empezaron con cinco años en la categoría 'chupetes'; pero, mientras alrededor de las instalaciones se construyen modernas instalaciones con hierba artificial, el Club Deportivo Orcasitas sigue jugando y entrenando sobre tierra marcada con yeso, que se convierte en un lodazal los días de lluvia.

Promesas que no llegan

En marzo de 2007, la Comunidad prometió que a lo largo de esta legislatura se acometería la reforma.

No solo para que el campo se 'pinte de verde', sino también para arreglar los vestuarios, las instalaciones eléctricas, poner calefacción y acondicionar las oficinas. "Es lo único que pedimos; nosotros ya podemos mantenerlo a base de trabajo altruista y buena voluntad, como hasta ahora", dice Galiano.

La última esperanza aparece en forma de proposición no de ley de IU en la Asamblea, inicialmente rechazada, pero a cuyo contenido la puerta, según el PP, "está entreabierta". "Ojalá se abra del todo", suspira Galiano. "Así podrían venir más niños, tendríamos más publicidad... Y evitaríamos desastres como que las chicas llegasen a la División de Honor y tuvieran que jugar en otro club porque no había dinero para pagar los desplazamientos", concluye.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.