www.madridiario.es
El PSM planta a Aguirre en el 2 de Mayo

El PSM planta a Aguirre en el 2 de Mayo

Por MDO
jueves 30 de abril de 2009, 00:00h
La celebración de este 2 de Mayo fue muy polémica. El CCI aniversario del levantamiento de la región contra los franceses estuvo marcado por la ausencia de los socialistas madrileños a los tradicionales actos de homenaje que organiza la Comunidad de Madrid, como boicot al 'carpetazo' de la comisión de investigación de la trama de espionaje surgida en el seno del Ejecutivo regional.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, realizó una primera ofrenda floral en el cementerio de La Florida, donde yacen los 43 fusilados por las tropas francesas en la montaña de Príncipe Pío, para recordar a los héroes del levantamiento, a la que no acudieron ni el PSM ni Izquierda Unida. La jefa del Ejecutivo regional, arropada por varios de sus consejeros, tuvo palabras de recuerdo para las víctimas del terrorismo.

Poco después, acompañada de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, la delegada del Gobierno, Ámparo Valcarce, y el presidente del PP, Mariano Rajoy, además de los presidentes de CEIM, Arturo Fernández, y la Cámara de Comercio, Salvador Santos Campano, entregó las medallas de oro y plata de la Comunidad de Madrid, así como órdenes y placas a numerosas personalidades del mundo de la cultura, la economía, la educación y el movimiento ciudadano.


La fiesta "de todos", sin el PSM
Aguirre, en su discurso, no quiso desaprovechar la oportunidad de recordar que el 2 de Mayo es la fiesta "de todos los madrileños", en un acto al que ni siquiera acudieron miembros del PSOE que, en un principio, habían confirmado su presencia. La presidenta regional hizo mención al "feo" socialista al destacar la presencia de los representantes de los madrileños "de todos los grupos y colores políticos".

Este año tampoco faltaron la parada militar ante la Casa de Correos y la fiesta en el patio de cristales de la sede de la Comunidad de Madrid. La Comunidad intentó paliar la ausencia de ministros, concejales y alcaldes socialistas con numerosos invitados, buena parte de ellos ligados al PP. Si desde el punto de vista del espacio, el patio de cristales de la Casa de Correos no ofreció una diferencia apreciable con respecto a otros años, sí lo hizo en cuanto a la importancia política de los invitados. La recepción más parecía el cierre del Congreso del PP que un acto institucional de la Comunidad de Madrid.

Asimismo se pudo ver en Sol al coordinador general de IU-Madrid, Gregorio Gordo, quien precisó que estaba en reresentación de su partido y no de la oposición, y la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, quien afirmó que a pesar de que su postura está "confrontada de forma muy clara con el PP", debían asistir en representación del partido, y no "valorar las decisiones de los demás". También acudió Ángel Pérez, postavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid.

Pero no solo se encontraban en Sol los políticos. Así se encontraban el presidente ejecutivo y el director general de Ifema, Luis Eduardo Cortés y Fermín Lucas, respectivamente; el ex defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades; el sociólogo Amando de Miguel; las actrices Sara Montiel y María José Cantudo; el artista Raúl Sender, la cantante Olvido Gara, o la ex campeona olímpica de taekwondo Coral Bistuer.

El PSOE 'se lo montó' por su cuenta

Por su parte, el Partido Socialista de Madrid realizó, como ya había anunciado, una fiesta alternativa en la Plaza del Dos de Mayo que contó con la asistencia de las ministras de Sanidad y Vivienda, Trinidad Jiménez y Beatriz Corredorasí como del presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y alcalde de Getafe, Pedro Castro, y del diputado nacional Rafael Simancas.

En ella, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, anunció que a partir de este año su formación tendría un acto propio el día de la Comunidad de Madrid, independientemente de que pueda haber o no una normalización de relaciones con el Gobierno de Aguirre. En este sentido, Juan Barranco, ex alcalde de Madrid y diputado nacional, afirmó que no le gustan "ni las sillas vacías ni el boicot" pero que este año, en palabras de Joaquín Sabina, "les sobran los motivos" para tener su acto paralelo.

Para Gómez, Aguirre, con su "actitud sectaria", se está quedando sola y aislada, y comentó que prueba de ello es que los máximos líderes regionales sindicales, Javier López (CCOO) y José Ricardo Martínez (UGT), decidieran este sábado darle plantón en la fiesta de la Comunidad de Madrid por su gestión de la crisis económica. "La falta de respeto institucional de Aguirre ha tenido como consecuencia esto, pero hemos organizado", prosiguió, "una fiesta ciudadana, con una participación muy importante de vecinos, un acto emotivo, sencillo, un acto de homenaje a Manuela Malasaña, que es lo que toca un 2 de Mayo en la Plaza del Dos de Mayo".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios