www.madridiario.es
Las familias madrileñas no ahorraron más en 2008 que en años anteriores

Las familias madrileñas no ahorraron más en 2008 que en años anteriores

Por MDO/E.P.
viernes 06 de noviembre de 2009, 00:00h
La tasa de ahorro de las familias madrileñas es la que menos aumentó durante el año 2008, aunque el ahorro bruto por persona y provincia aún supera los 9.000 euros, según se desprende del número 212 de los 'Cuadernos de información económica' que edita la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) bajo el título de 'La explosión del ahorro familiar' y cuyas conclusiones se presentaron este viernes.
Así, a nivel nacional la tasa de ahorro familiar aumentó, en los últimos doce meses en 6,5 puntos hasta situarse en el 17,5 por ciento de la renta disponible, siendo Canarias, Castilla-León, Extremadura, Castilla-La Mancha y La Rioja, las comunidades autónomas con mayor tasa de ahorro familiar en 2008, y Madrid en la que se produjo menos aumento del ahorro.

Según recoge el estudio, el ahorro privado en 2008 aumentó 4,5 puntos del PIB y el público descendió en 5,8 puntos, debido a que las instituciones han tenido que suplir, en muchas ocasiones, el consumo y la inversión privada durante la crisis económica y financiera que empezó a repuntar el año pasado.

No obstante las previsiones para 2009 apuntan a un nuevo aumento del ahorro privado en otros 5,3 puntos y un descenso del público de 5,6. Para 2010, cabría esperar que continuara la tendencia al alza del ahorro privado, si bien "las subidas impositivas contempladas en los Presupuestos Generales del Estado provocarán un trasvase de recursos hacia el sector público, reduciendo el ahorro del sector privado y moderando el deterioro del ahorro público", según recoge uno de los autores del estudio, Ángel Laborda.

"En 2010 se espera una cierta recuperación del consumo, que crecería ligeramente por encima de la renta, dando lugar a una pequeña caída del ahorro. La formación bruta de capital continuará cayendo con fuerza, de forma que la capacidad de financiación se elevará hasta el 8,1 por ciento del PIB", añade.

Respecto al ahorro empresarial, en 2008 aumentó la tasa de ahorro en 2,9 puntos del PIB, de los cuales, 2,1 correspondieron a las sociedades no financieras. Para 2009 las previsiones señalan una caída moderada que se situará en el 1 por ciento del excedente de explotación. La bajada de los tipos de interés supondrá una importante disminución de las rentas pagadas de la propiedad y de las empresas, y los impuestos sobre la renta volverán a reducirse casi un 30 por ciento.

Todo ello, según el estudio de las Fundación de las Cajas de Ahorro permitirá un nuevo aumento de la renta disponible y del ahorro y en 2010 se mantendrá esta tendencia, "aunque a un ritmo mucho menos intenso", recoge el informe.

Ahorro por provincias
Respecto al ahorro bruto por persona y provincia, Álava es la única provincia española que supera en 2008 los 10.000 euros de ahorro por habitante al año, seguida de Madrid, Tarragona, Castellón y Guipúzcoa, que superan los 9.000 euros.

El tercer grupo con un ahorro por persona superior a los 8.000 euros lo constituyen las provincias de Barcelona y Baleares, mientras que Navarra, Vizcaya, Girona, La Rioja, Lleida y Zaragoza se sitúan entre los 6.000 y 7.000 euros de ahorro por persona al año.

En la posición extrema del menor nivel de ahorro bruto por persona, aparte de Melilla, que registra un ahorro negativo, se sitúan con una cantidad inferior a los 1.000 euros, Ávila, Zamora, Granada y Ourense. Con un ahorro comprendido entre los 1.000 y 2.000 euros en el año 2008 están Jaén, Cádiz, Lugo, Córdoba, Toledo, Sevilla, Badajoz, Cáceres, Valladolid, Cuenca y Albacete.

Por último, treinta y cuatro de las cincuenta y dos provincias españolas, incluida Ceuta y Melilla, superaron en 2008 la cuota de ahorro familiar respecto a su renta familiar bruta, situada en el 15,08 por ciento para la media española.

En conclusión, según explicó un técnico de Funcas, Pablo Alcaide, la crisis económica ha provocado un aumento del ahorro en las familias españolas, "que habían vivido en muchos casos por encima de sus posibilidades", lo que supone a su vez, una disminución del consumo que agrava esa crisis en las empresas, sobre todo del sector de la construcción y servicios, que ha tenido que ser equilibrada por el gasto público, lo que ha supuesto un descenso en el ahorro de las administraciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios