www.madridiario.es

A la liturgia acudieron más de 250 personas

San Carlos Borromeo acoge una misa a pesar del cierre al culto

San Carlos Borromeo acoge una misa a pesar del cierre al culto

Por MDO/E.P.
domingo 08 de abril de 2007, 00:00h
La Parroquia San Carlos Borromeo de Entrevías, del distrito de Puente de Vallecas, acogió una misa del Domingo de Resurrección, a la que acudieron más de 250 personas, a pesar del cierre como lugar de culto dictado por el Arzobispado de Madrid porque ni la liturgia ni la catequesis que ofrecen los párrocos del templo se ajustan a la doctrina oficial de la Iglesia.

La ceremonia comenzó en torno a la una de la tarde y en ella, los sacerdotes, dieron de comulgar con mendrugos de pan. A las puertas de la parroquia se concentraron otros dos centenares de fieles que no pudieron acceder al interior y que estuvieron acompañados por el presentador Gran Wyoming y los actores Willy Toledo, Melanie Olivares y Javier Gutiérrez.

Algunos de los congregados colgaron, en la fachada principal de la iglesia, pancartas con lemas como 'De aquí no se va nadie', 'Solidaridad con la Parroquia de San Carlos Borromeo' y 'La jerarquía puede cerrar un local pero no la iglesia', entre otras que también hacían alusión al Cardenal Arzobispo de Madrid, Monseñor Antonio María Rouco Varela.

Con la celebración de esta misa, los tres párrocos de San Carlos Borromeo, Enrique de Castro, Pepe Díaz y Javier Baeza, cumplieron su palabra de ofrecer a sus fieles una ceremonia el Domingo de Resurrección, a pesar de la decisión del Arzobispado de impedir que continuaran oficiando. Al término de la ceremonia, los párrocos fueron aplaudidos por sus fieles, quienes profirieron cánticos de "No, no, no nos moverán".

"Jesús no acepta el poder"
El párroco Enrique de Castro afirmó ante los medios de comunicación que al Arzobispado de Madrid no le preocupa la ortodoxia de la liturgia, sino que "Jesús no acepta el poder y ellos lo tienen". De Castro pronunció estas palabras a la salida de la misa celebrada en la parroquia, momento en el que se abrazó y conversó con varios fieles asistentes al acto.

Además, para De Castro el apoyo mostrado por los ciudadanos acudiendo a la liturgia no es "a un parroquia o a unos curas, sino a una manera de vivir o de pensar dentro de la Iglesia"."Eso es lo que nos pone contentos. Hoy somos muchos, otros días menos, pero incluso han venido agnósticos", añadió.

Por último, apuntó que no sabe cómo "hubiera actuado Jesús, pero sí como no lo hubiera hecho". "Queremos vivir como él ha vivido y como nos lo ha descubierto", explicó el párroco, quien aseveró que "es imposible" que el Arzobispado cierre la parroquia donde cada fin de semana se reúnen los fieles, porque "deberían escuchar a las personas". En este sentido, De Castro confió en que el Arzobispado acceda a reunirse con ellos y encontrar así una solución.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios