www.madridiario.es

A la altura de Santa María de la Cabeza

Un obrero muere en las obras de la M-30 al caerle encima unas placas de hormigón

Por MDO/Agencias
jueves 05 de abril de 2007, 00:00h
Un obrero de 51 años de edad murió aplastado en la madrugada de este jueves, pasadas las doce de la noche, al caer sobre la máquina excavadora con la que trabajaba unas planchas de hormigón, un accidente laboral acaecido en las obras de la M-30, a la altura de Santa María de la Cabeza. Los partidos de la oposición han lamentado el siniestro y han criticado que el Gobierno municipal antepone la seguridad de los trabajadores a las "posibles prisas" por concluir esta nueva infraestructura.

Según informó un portavoz de Emergencias Madrid, como consecuencia del impacto de las grandes placas de hormigón, de varias toneladas de peso, el trabajador, de nacionalidad española, perdió la vida en el acto, por lo que el equipo del Samur Protección Civil que se trasladó al lugar de los hechos sólo pudo certificar su muerte. Un equipo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid rescató el cadáver de la cabina de la máquina. El accidente, que se produjo por causas aún por determinar, está siendo investigado por la Policía.

Las reacciones al accidente no se han hecho esperar. Así, la portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, reclamó al Gobierno municipal una investigación "inmediata y exhaustiva" sobre las condiciones en que se produjo el siniestro. La también candidata de IU a la Presidencia de la Comunidad de Madrid transmitió, en nombre de su formación política, las condolencias a los familiares del fallecido y exigió la máxima celeridad y rapidez en las ayudas que sean precisas. Además, aseguró que el exceso de jornada laboral ha tenido "un peso muy importante" en algunos de los siniestros ocurridos en las obras de la M-30.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Oscar Iglesias, exigió al Ayuntamiento que anteponga la seguridad de los trabajadores y de los usuarios de la M-30 a las "posibles prisas" por concluir esta nueva infraestructura. Iglesias transmitió la solidaridad de su Grupo Municipal a la familia del trabajador fallecido e instó al Gobierno municipal a esclarecer "cuanto antes" las causas de este nuevo accidente laboral mortal en la M-30, cuyas obras de reforma, aseguró, están teniendo "mucho coste" no sólo económico y ambiental sino en vidas humanas y en accidentes de trabajo.

En respuesta, el director general de Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, Manuel Arnáiz, lamentó la muerte del trabajador en las "complejas" obras de la M-30 a pesar de haberse tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los operarios que trabajan en ellas. "Sorpresivamente se produjo un desprendimiento súbito de material de excavación, quedando atrapado el trabajador en la cabina de la máquina", explicó. Arnáiz subrayó que el operario fallecido era oficial de primera maquinista, contaba con más de 25 años de experiencia y el trabajo que realizaba en el momento del siniestro "lo había hecho durante todo el periodo de obra".

A la espera de los informes que elaboren los técnicos y la autoridad judicial y laboral sobre lo ocurrido, el director general de Infraestructuras manifestó que en el momento del accidente "se estaba trabajando en la preparación de un espacio subterráneo por si en el futuro es necesario conectar ese itinerario con una alternativa nueva a la carretera de Extremadura", lo que evitaría, dijo, una nueva afectación al entorno del Puente de Praga. Se trataba, puntualizó, de trabajos "residuales o marginales" -la obra principal está concluida- y "programados" para estas fechas por ser las más adecuadas para realizar labores que requieren ocupación de espacio y no haber ya tráfico en superficie.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios