www.madridiario.es

Transportes ha encontrado restos de la última época romana

La duplicación de la M-111 abre al tráfico vcon 'sorpresa'

La duplicación de la M-111 abre al tráfico vcon 'sorpresa'

Por MDO
viernes 03 de julio de 2009, 00:00h
La Comunidad de Madrid inauguró este viernes cinco nuevos kilómetros de la autovía M-111 que comunica Paracuellos y Fuente el Saz del Jarama, que se unen a los 9,5 inaugurados el pasado año por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.
“El Gobierno regional ha desdoblado un total de 14,5 kilómetros de esta carretera, beneficiando a más de 76.000 madrileños de los municipios de Fuente el Saz, Algete, Belvís y Paracuellos del Jarama”, señaló el consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, durante la puesta de largo de la duplicación de la vía, que ha traído una sorpresa.

Durante los trabajos de ampliación realizados en los últimos meses se produjo el hallazgo, en las proximidades de Belvís, de restos arqueológicos que según las primeras observaciones pueden ser "del final de la época romana" según la Consejería.

"Una vez inventariado el descubrimiento y aunque continúa el proceso de estudio preliminar, los restos han sido convenientemente protegidos para que puedan ser estudiados con mayor profundidad en el futuro, de acuerdo a las prioridades de las autoridades de Patrimonio", explica el departamento, que espera que el hallazgo amplíe un poco más el conocimiento sobre el pasado remoto de nuestra región.

Tres tramos menos de accidentes
Por la nueva autovía M-111 pasan cada día casi 14.000 vehículos diarios, de los cuales 2.284 son vehículos pesados. Las obras han supuesto la eliminación de tres Tramos de Concentración de Accidentes (TAC)en los que la Dirección General de Carreteras registró entre 2002 y 2006 hasta 21 accidentes con víctimas. El índice de peligrosidad llegó a ser del 79% en 2005.

El tramo inaugurado comprende cinco kilómetros que unen el enlace de la M-50 en Paracuellos del Jarama y la confluencia de la M-111, con la M-100 y M-106 gracias a una inversión de 7,4 millones de euros. Además de ensanchar las calzadas -carriles de tres metros y medio y arcenes de dos metros y medio- también se ha reordenado el acceso a las propiedades vecinas

Para ello se han acondicionado los caminos existentes y se han construido vías de servicio. Igualmente, se han reformado las intersecciones de la carretera de Cobeña con la pedanía de Belvís de Jarama (donde aparecieron los restos), y se han acondicionado los ramales de entrada y salida que conectan la M-111 con la M-100 y M-106, además del ensanche de las calzadas y la remodelación de la isleta reflectora. Se completa la actuación con la nueva señalización de 'Vía M' y la ejecución del drenaje nuevo en toda la carretera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios