www.madridiario.es

Aguirre culpa a Zapatero de no poder evitar los EREs

Los trabajadores de Iveco, BP Solar y Arcelor lanzan piedras y paran el Pleno de la Asamblea

Los trabajadores de Iveco, BP Solar y Arcelor lanzan piedras y paran el Pleno de la Asamblea

jueves 07 de mayo de 2009, 00:00h
El clamor contra el paro toma la Asamblea de Madrid. Este jueves trabajadores de las factorías madrileñas de Iveco-Pegaso, BP Solar y Arcelor Mittal, que han planteado Expedientes de Regulación de Empleo sobre más de 1.800 de sus empleados, obligaron a parar con sus protestas el Pleno de la Cámara autonómica, en el que exigieron al Gobierno de Esperanza Aguirre que evite que acaben en la calle.
Invitados por el PSOE, una treintena de trabajadores y miembros de los respectivos comités de empresa lanzaron gritos de "caraduras", "sinvergüenzas" y "no hay derecho" contra la presidenta regional y su consejero de Economía, Antonio Beteta, cuando éstos derivaron al Gobierno central las responsabilidades de lo que pueda pasar en las tres empresas. Fuera, la Policía no pudo evitar que varios de los 500 trabajadores concentrados lanzasen piedras y tuercas contra el edificio.

Tras parar el pleno durante cinco minutos, la presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, ordenó un desalojo que se enconó cuando los diputados del PP hicieron gestos a la tribuna de invitados e invitaron a los trabajadores a ir a protestar "al Congreso de los Diputados" ante el Gobierno de Zapatero "por los cuatro millones de parados". Cuando el socialista José Quintana reprochó a gritos esta actitud fue expulsado del Pleno y tanto su grupo como IU abandonaron por segunda vez en esta legislatura el pleno en solidaridad con el diputado y los trabajadores.

Situación límite
Los representantes de Iveco-Pegaso, Arcelor Mittal y BP Solar se manifestaron a las puertas de la Asamblea rodeados de antidisturbios. La situación de estas tres empresas es límite. Iveco ha planteado un ERE definitivo para un tercio de su plantilla en la capital, unos 1.000 trabajadores; la planta de Arcelor de Villaverde quiere cesar su actividad un año afectando a 400 efectivos e, indirectamente, a otras 1.500 personas, mientras que las fábricas de BP Solar en Tres Cantos y San Sebastián de los Reyes se dirigen hacia una "deslocalización encubierta" cerrando sus dos centros.

El Estado, responsable
Dentro del hemiciclo, la oposición sometió a los consejeros de Economía, Antonio Beteta, y Empleo, Paloma Adrados, a un bombardeo de preguntas en busca de soluciones y de peticiones de que no acepten los EREs. Ambos recalcaron que ya se ha solicitado toda la información y se han puesto a disposición de las empresas para que éstas consigan nuevas líneas de apoyo financiero, pero negaron que puedan evitar los cierres. Según Esperanza Aguirre, sería como poner "barreras de salida". Beteta subrayó que de 200 millones que ha solicitado Iveco al Estado sólo se le han concedido 15, mientras que Adrados anunció nuevas líneas e insistió en protestar al Gobierno de Zapatero.

Para PSOE e IU la posición del Gobierno de Aguirre es la de "lavarse las manos" y dejar de lado a los trabajadores, según denunciaron en los pasillos Maru Menéndez e Inés Sabanés. Gregorio Gordo, líder regional de IU, subrayó que mientras la presidenta "es jaleada por la patronal" se sigue "destruyendo empleo". Mientras el pleno continuaba, la diputada de Izquierda Unida Reyes Montiel denunciaba que la Policía cercaba a trabajadores que luchaban contra el paro mientras los diputados del Partido Popular imputados en la operación Gürtel (Alberto López Viejo, Alfonso Bosch Tejedor y Benjamín Martín Vasco, en el pleno tras declarar ante el juez) salían del hemiciclo "con guardaespaldas".

Los portavoces de los grupos se reunirán este viernes para que no se repitan los incidentes a petición del PP.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios