www.madridiario.es
138 drogadictos murieron en la región en 2008, los mismos que el año anterior

138 drogadictos murieron en la región en 2008, los mismos que el año anterior

lunes 06 de abril de 2009, 00:00h
En 2008, 138 personas fallecieron en la Comunidad de Madrid por reacción aguda al consumo de droga. El 78% eran hombres y la edad media de los fallecidos era de 40 años. La cocaína sigue siendo la sustancia más consumida por los madrileños, con un 58% de adictos.
La viceconsejera de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras, Belén Prado, junto con la directora gerente de la Agencia Antidroga, Almudena Pérez, han presentado este lunes el Balance de Actividad de 2008. El Gobierno regional es uno de los que más fondos destina a la lucha contra el consumo de drogas, más de 225 millones dentro del Plan Estratégico 2006-2009.
 
Los objetivos tanto de la Agencia Antidroga como del Gobierno de la Comunidad son los de reducir es consumo de sustancias estupefacientes, aumentar la percepción de riesgo en los jóvenes y retrasar la edad de inicio de los mismos, que cada vez es menor. Con este fin, los programas preventivos son cada vez mayores, ya que en 2008 un total de 109.879 alumnos de 831 centros educativos participaron en alguno. Además de llevar la prevención a los colegios e institutos, se han desarrollado programas con el mismo objetivo en los ámbitos familiar, laboral, de ocio y tiempo libre y comunitar y actuaciones de prevención selectiva.

Los 39 centros de la red de Centros de Atención Integral al Drogodependiente (CAID) atendieron a un total de 20.853 pacientes el año pasado, un 8,7 por ciento más que en 2007. A los CAID se suma el Centro de Atención Integral de cocainómanos (CAIC), el único en toda España dedicado específicamente al tratamiento en régimen residencial de la adicción a la cocaína. La reciente ampliación de plazas de 25 a 45 en el CIAC se ha debido en parte gracias a la apertura del centro de día, donde se atendieron a 170 pacientes.

Todas estas ayudas al drogodependiente se ven reforzadas con plazas en pisos de apoyo para la convivencia de toxicómanos en tratamiento, dispositivos móviles de apoyo que distribuyen metadona junto con las farmacias incluidas en el convenio con la Agencia Antidrogas y asistencia hospitalaria y sanitaria. Existen además centros de reducción de daños, destinados a minimizar los efectos negativos del consumo, desde los que se distribuyeron 827.249 jeringuillas y 163.964 preservativos.

Perfil y reinserción
El perfil medio del drogodependiente madrileño es el de un varón soltero, de entre 31 y 40 años, con un nivel socioeconómico medio y sin incidencias legales. Sólo el 3 por ciento vive en la calle. En cuanto a las sustancias estupefacientes más consumidas predominan el cannabis entre los menores de 25 años, el de la cocaína entre los 25 y los 44 años y el de opiáceos como la heroína entre 35 y 45 años. En 2008 se registraron 138 muertes provocadas por el consumo de drogas, el 78 por ciento eran varones con una edad media de 40 años.

Para la reinserción de los adictos a estas sustancias, la Comunidad de Madrid dispone de cuatro aulas educativas, tallares de capacitación profesional y un centro de orientación sociolaboral, que tienen como finalidad facilitar la formación y la búsqueda y obtención de empleo. La actividad de estos servicios aumentó un 30 por ciento el año pasado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios