www.madridiario.es
En julio se podrá elegir médico y hospital

En julio se podrá elegir médico y hospital

Por MDO
viernes 30 de enero de 2009, 00:00h
A partir de julio, los madrileños podrán elegir médico de familia, pediatra y enfermera, y en octubre, los especialistas como ginecólogos o dermatólogos. Además se creará el área sanitaria única.
Prometido por Esperanza Aguirre en su programa electoral para las elecciones autonómicas de 2007, estas medidas darán un cambio radical al servicio sanitario madrileño y, según los profesionles, "traumático", según recoge este viernes el diario 'El País'.

Sanidad quiere aprobar en julio dos decretos que regularán sus dos proyectos estrella en sanidad de esta legislatura, la libre elección de médico y la reducción de las once áreas actuales de la Comunidad a una sola.

Para el mes de julio, momento en el que saldrá el decreto, se prevé que la historia clínica de un paciente se pueda consultar en todos los centros de salud. Actualmente solo es accesible desde el asignado, mediante un sistema denominado AP-Madrid, que se adjudicó en julio de 2006 por 6,3 millones de euros y que hasta ahora estaba "estancado". El coste total para adaptar los sistemas de información de la sanidad será de 10,3 millones de euros.

En octubre comenzará a estar operativa la lista de citación centralizada, que permitirá asignar una cita desde cualquier centro de salud para la agenda de todos los hospitales de la Comunidad. Ya en diciembre se podrá acceder vía Internet a la información referente a los servicios que imparte cada hospital para que el paciente pueda elegir a cuál acudir.

Además dentro de un año, en enero de 2010, los hospitales empezarán a recibir dinero por parte de la Administración en función de los pacientes que traten: habrá incentivos para los servicios y profesionales más demandados por los ciudadanos. Los centros tendrán que competir entre ellos por ver quién realiza la gestión más eficiente, ya que así recibirán más recursos. El nivel de la gestión se medirá con "indicadores de calidad percibida", los cuales se harán públicos para que los usuarios pueda comparar y elegir el centro al que acudir. En el mes de diciembre, los ciudadanos podrán consultar desde sus hogares a través de Internet el estado de las listas de espera.

La Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria se muestra en contra de las medidas, ya que "la competencia en sanidad es peligrosa" y considera que "los centros de salud deben gestionarse con eficiencia, pero no son empresas", aseguró a 'El País'.

Área sanitaria única
Esta es la medida que más inquieta a los profesionales de atención primaria, según este periódico, ya que prevé la desaparición de las once áreas sanitarias actuales, con sus respectivos gerentes, para formar parte de un único sistema de salud para toda la Comunidad, dividia en zonas básicas de salud, una por centro. A partir de ese momento, cada hospital tendrá asignado mediante un contrato de gestión la población de varias zonas básicas. Esto afectará a 544 profesionales de la atención primaria que serán "reubicados mediante un concurso de movilidad interna", según Sanidad.

Los sindicatos de profesionales sanitarios se oponen a esta reestructuración por considerar que no se les ha tenido en cuenta a la hora de tomar las decisiones y que el plazo de ejecución es demasiado precipitado. La Asociación Madrileña de Pediatría y Atención Primaria opina que "un cambio tan radical va a generar una gran confusión" y pronostica que va a ser "caótico".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios