www.madridiario.es

Están indignados al no haber sido avisados de la existencia de la bacteria

Los familiares uno de los bebés muertos piden explicaciones al centro

domingo 04 de marzo de 2007, 00:00h
Familiares de uno de los tres bebés prematuros muertos en el Hospital 12 de Octubre en menos de una semana dijeron que están "indignados" por las escasas explicaciones dadas por el centro sobre la causa de la muerte de su hijo y de no ser avisados de que había una bacteria hospitalaria.

El ecuatoriano Ángel Marcelo, padre de un bebé prematuro nacido el 23 de febrero y fallecido el 2 de marzo en el Hospital 12 de Octubre, explicó que su hijo estaba "fabuloso" durante sus primeras horas de vida, e incluso al día siguiente de su nacimiento le fue retirado el oxígeno porque respiraba solo, pero pocos días después empezó a echar sangre por la boca, hasta que finalmente murió.

"¿Por qué no nos avisaron de que estaba la bacteria en el hospital para haberlo trasladado a otro lugar?", se preguntó el padre del bebé, acompañado de una tía del pequeño fallecido, quien se planteó la misma pregunta, tras denunciar que no se tomaran medidas inmediatas en el centro desde que se tuvo conocimiento mismo de la presencia de la bacteria en el hospital el 26 de febrero, cuando se produzco la primera muerte.

"Mi niño estaba deforme cuando nos lo enseñaron, como un monstruito, lo que nos hace pensar que había fallecido hacía tiempo", lamentó el padre del bebé, quien explicó que su hijo nació tras siete meses de gestación por cesárea, con 1,4 kilogramos de peso, y su único problema era "una arteria abierta", añadió.

 "Al poco del fallecimiento de mi hijo, nos enteramos que otro pequeño, situado al lado del nuestro, también había muerto", lamentó. "El hospital -prosiguió- no nos ha dado prácticamente ninguna explicación, sólo las habituales que se dan a los padres de niños prematuros, como que se trata de bebés muy delicados".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios