www.madridiario.es

La joven vivía en casa del jubilado

El acusado de agredir sexualmente a una joven cuando se duchaba dice que sólo la abrazó

Por MDO/E.P.
martes 27 de febrero de 2007, 00:00h
Fernando L.O., el jubilado acusado de entrar desnudo en el cuarto de baño de una joven con la que compartía vivienda y agredirla sexualmente, manifestó durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid que entró para darle una toalla y que sólo la abrazó.

El escrito del fiscal indica que la víctima, Loredana, alquilaba frecuentemente una habitación de su domicilio de Alcalá de Henares al acusado durante la temporada de caza y añade que uno de estos días, en concreto el 26 de octubre de 2005, el imputado, de 66 años, rompió el pestillo de la puerta del cuarto de baño de un fuerte empujón y entró desnudo cuando la joven se duchaba.

Segundos después, el acusado se abalanzó sobre la joven y, pese a la fuerte oposición de ésta, abusó sexualmente de ella. Durante el juicio celebrado en la Audiencia de Madrid, Fernando declaró que tenía "una buena relación de amistad" con Loredana y negó haber abusado sexualmente de ella. "Yo estaba en el salón leyendo el Interviú, y ella me pidió que le acercara una toalla, y como vi que no sacaba la mano del baño, pasé. Ella corrió la cortina y yo la abracé. Eso fue todo", relató.

Además, el acusado indicó que acto seguido la joven "se puso a gritar como una loca", y alegó que la cerradura del cuarto de baño ya estaba rota antes del incidente. Por su parte, la víctima, de 29 años de edad, reconoció que antes del supuesto incidente la relación con el agresor era "de amistad porque era un señor muy amable, aunque en alguna ocasión me incomodaba porque intentaba acariciarme", agregó la joven.

"Él vivía con mi novio y conmigo en las temporadas en las se iba a cazar, pero, cuando mi pareja se marchó a Colombia, Fernando empezó a estar especialmente cariñoso, por lo que le dijo que se marchara de mi casa. Al día siguiente de haberle dicho esto, escuché cómo subía el volumen de la televisión y, acto seguido, un golpe fuerte en la puerta. Me empujó contra una esquina del baño y me agredió sexualmente".

Según su relato, después de este suceso, "el imputado se fue a su cuarto" y la víctima llamó a la policía, "que en media hora le había detenido". Loredana añadió ante el tribunal que "en ningún momento" le insinuó al encausado la posibilidad de tener una relación sexual o sentimental con él.

El fiscal considera los hechos narrados constitutivos de un delito de agresión sexual y de una falta de lesiones, por los que solicita ocho años de prisión para el imputado. Además, en caso de ser condenado, deberá indemnizar a la joven con 30.000 euros por las lesiones y secuelas causadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios