www.madridiario.es
Madrid me cierra

Madrid me cierra

sábado 22 de noviembre de 2008, 00:00h

En Madrid el ocio nocturno es mucho más que una manera de pasar el tiempo. En Madrid el negocio del ocio es un motor económico que no se puede desdeñar ni poner bajo mil sospechas. Si los locales no cumplen con la ley, que los cierren. Y si la cumplen, que tengan todas las garantías jurídicas para no depender de las hipersensibilidades municipales, que en 72 horas es capaz de acometer unos cierres, que si no hubiera sido por la muerte de Álvaro Ussía, no se habrían llevado a cabo.

¿Por qué se cierra ahora? Estás claro que la presión social y mediática tras el asesinato de Álvaro ha doblado el brazo al Ayuntamiento, que normalmente mira con cierta relajación todo este barullo de las licencias. El caso ‘Guateque’ supuso un leve pisotón al acelerador del control sobre las licencias, pero le faltaba un pequeño y tétrico detalle: no había muerto nadie. Ahora sí: es crudísimo y patético, pero es así. Si no estuviéramos lamentando la muerte de Álvaro, tampoco estaríamos ante el cierre de But, ni de Macumba, ni de La Riviera, ni de ningún otro local.  Tampoco nos habríamos sentado a pensar quien puede y quien no puede ser portero de discoteca.

Pero ya no podemos echar el reloj atrás: la muerte de Álvaro ha abierto tantos debates y ha supuesto tantos golpes de riñón en la siempre lenta marcha de las administraciones, que todavía tiene este funesto lado positivo.

En Madrid el ocio es negocio y es cultura. En Madrid el ocio es turismo e ingresos. En Madrid el ocio es diversión y entretenimiento. Pero sobre todo en Madrid, el ocio nocturno debe ser vida, y no muerte. Así que por favor: mientras unos se apuntan al ‘Madrid me mata’ y otros al ‘Madrid se cierra’, que alguien piense en Madrid sin apellidos. Esta ciudad no se merece ser noticia por estas tragedias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios