www.madridiario.es
'Los impuestos llevan subiendo cinco años'

"Los impuestos llevan subiendo cinco años"

Por Enrique Villalba
sábado 18 de octubre de 2008, 00:00h
Daniel Álvarez (Madrid, 1975) es concejal del Grupo Municipal de Izquierda Unida de Madrid y portavoz de su formación en las Áreas de Hacienda y Obras y Espacios Públicos del Consistorio. También es coordinador del Consejo Político de Madrid-Ciudad de IU. Arquitecto de profesión en la EMVS, prepara un doctorado en Urbanismo en el que estudia el desarrollo de la capital. En sus ratos libres, saca tiempo para dar clases de alfabetización a inmigrantes en la escuela popular de Tetuán, la pionera en esta actividad a nivel nacional. Apenas una semana antes de la presentación de los Presupuestos, recibió a Madridiario para comentar los problemas económicos del Gobierno municipal y la paralización de las obras en la calle.
Juan Bravo anunció la paralización de varias obras por la crisis ¿Qué parte de culpa tiene el Ayuntamiento, qué parte la crisis internacional y qué parte la asunción de competencias impropias?
La causa es exclusivamente responsabilidad del equipo de Gobierno. Se trata de una mala gestión de los recursos públicos y la política municipal. Se ha realizado una planificación en la que se ha intentado convertir Madrid en una marca con la que encontrar oportunidades de negocio para colocarla en el mundo como un producto. A partir de ahí el Gobierno municipal puede buscar todas las excusas que quiera. Echarle la culpa a la crisis, al régimen de financiación local, a Estados Unidos o a Lehman Brothers. Me da igual. La responsabilidad es del Partido Popular y de su política liberal, basada en la individualización de la sociedad y en buscar oportunidades de negocio.

¿Están con el agua al cuello?
Deben de estarlo porque aún no se han presentado los Presupuestos para 2009. El problema de la deuda de Madrid es que tiene tal carga que los bancos, que son quienes le prestan el dinero, no les interesa que el Ayuntamiento quiebre porque pierden mucho, y entonces le dan facilidades para que pueda pagar. Es una lógica perversa del sistema. El que tiene su hipoteca y no paga, la pierde porque el banco se la quita. Si tiene veinte casas, el banco aguanta para poder recuperar el dinero. La situación es una losa para los madrileños porque lo importante no es tanto lo que debe el Ayuntamiento, sino a qué dedica el dinero. El desequilibrio territorial es una realidad. Si los 6.400 millones de deuda que tiene el Gobierno municipal se invirtieran en planes de empleo, desarrollo industrial, cultura, reforma educativa y rehabilitación de viviendas en los barrios, la deuda seguiría siendo enorme, pero estaría mucho mejor invertida.

¿Cuál es la situación financiera real del Ayuntamiento de Madrid?
La intuición que nosotros tenemos...

¿Sólo intuición?
Sí, porque con el equipo de Gobierno sólo podemos hablar de intuiciones. Apenas nos dan información y tenemos que obtenerla de otras estructuras municipales y organismos. Al final, es un trabajo que tenemos que hacer nosotros porque nunca sabemos la situación real. A falta de una semana escasa para que se presenten los Presupuestos pensamos que no hay dinero para nada de nada y el poco que hay no están dispuestos a dedicarlo a gasto social. Y, de hecho, eso lo constatamos con operaciones como la de Serrano, que se financia con el dinero de empresas concesionarias de los aparcamientos que se construirán -IU ha realizado alegaciones por su afección al entorno-, mientras que las operaciones financiadas con dinero público no pueden llevarse a cabo. Otro caso, Madrid Río se financiará con las doce oportunidades de negocio que se desarrollarán encima. Es decir, que las operaciones se financian con otras operaciones de capital privado que generan más gastos a las arcas municipales.

¿Van a subirse los impuestos?
Los impuestos llevan subiéndose cinco años. Hay que preguntarse si van a subir más. No es verdad que se esté planteando una subida de impuestos, sino otra subida. Nosotros planteamos dónde y a quién van a subírselos. Si los impuestos que se van a subir implican una tasa para los bancos por el uso del espacio público para su uso privado, será correcto. Si hablamos de una subida del IBI que va a afectar, fundamentalmente, a las clases trabajadoras, o la creación de una tasa de basuras, entonces estaremos en contra. No se pueden subir impuestos a los de siempre. Hay que cargar más a los que más ganan y no siempre a las clases trabajadoras, que son los que soportan la crisis y el peso económico de este país pagando hipotecas y facturas.

¿Qué opina de la externalización de servicios y empleos municipales?
En estos momentos, hay una doble estructura en el Ayuntamiento de Madrid. A los funcionarios no se les puede despedir pero no les dejan desempeñar el trabajo porque lo hacen empresas privadas. Esto reduce la calidad del servicio porque las condiciones laborales de los que realizan el trabajo son, a menudo, mucho peores que las de los empleados municipales, porque las empresas privadas tienen que sacar beneficios de las concesiones que consiguen. La rotatividad y los sueldos de estos trabajadores es muy mala. Por lógica, el Ayuntamiento debe buscar la calidad. Ahora yo me pregunto si es calidad, por ejemplo, que una persona mayor sea atendida por tres personas distintas en una semana al recibir atención a domicilio, como ocurre ahora y no antes. Esto pasa porque la privatización sirve a un modelo de negocio, no a la rentabilidad social que puede tener esa concesión.

La delegada de Obras dice que se van a seguir haciendo todas las actuaciones en vías y espacios públicos.

No hacer todas significaría un gran fracaso para el Ayuntamiento ya que más del 50 por ciento del presupuesto del Área de Obras va destinado al mantenimiento de la M-30. No hacer las obras, que son muy pocas, sería ridículo. El presupuesto que maneja el Área es tan pequeño que sirve para algunas pequeñas reformas que no se pueden llamar rehabilitación urbana. Se dedica más bien a la 'chapa y pintura'. No es una obra, sólo un arreglo. Y se están desaprovechando oportunidades de reforma debido a esta política en calles tan importantes como Bravo Murillo, que no ha incluido carril bici.

Se está trabajando en los cascos históricos de los distritos.
La intervención en estos lugares es muy delicada y se está realizando de manera insuficiente. Es verdad que los están dejando más monos pero, de todas formas, esa no es sólo la intervención que necesitan. Habría que aplicar en estas zonas políticas de empleo y de inserción social, que actualmente sólo se están acometiendo tibiamente. Si no tuviesen la losa de la M-30 podrían trabajar en el casco histórico de Fuencarral y en zonas como Tetuán, Retiro, San Blas o Cuatro Caminos. Representaría trabajar en lugares históricos del municipio aplicando políticas de reequilibrio territorial muy positivas para estas zonas.

Madrid Espacios y Congresos va a invertir más de 300 millones de euros en la construcción del Centro Internacional de Convenciones de Madrid. ¿Es posible asumir esa deuda con la situación financiera actual?
La gestión de esa empresa pública hace pensar que las cuentas están saneadas, pero el resto del Ayuntamiento de Madrid no tiene un duro y el presupuesto de Madrid Espacios y Congresos no creo que sea suficiente.Tendrá que ir recibiendo las aportaciones municipales para llevarlo a cabo. La pregunta es la misma: ¿es necesario construir este centro? Hablamos de un espacio limítrofe entre tres distritos que tienen muchas necesidades. Quizás ese dinero hubiese sido más necesario ahora para dedicarse a ellos.

Las que no se paran son las infraestructuras olímpicas.
No se paran pero tienen un retraso importante. Nos interesa también el uso que van a tener. ¿Esas infraestructuras las van a poder utilizar los vecinos o van a estar cerradas hasta las Olimpíadas? ¿La Caja Mágica se va a utilizar sólo para el Másters Series o también para eventos municipales de barrio? Creemos que no, viendo lo que ocurre con el Madrid Arena, cuyo uso se externaliza.  

Sólo se van a realizar esta legislatura 60 de 575 kilómetros de carril, según Paz González.
60 kilómetros en 2011 son 20 kilómetros anuales. En este año, entre la calle Serrano y dos o tres obras más, se los quitan de encima... El Pleno de Madrid aprobó el Plan Director de Movilidad Ciclista y ahora ocurre lo que sospechábamos: que se mete en un cajón y se olvidan de él. Si se está apostando por otro modelo de movilidad y sostenibilidad, que se demuestre. No se puede hablar de un modelo urbano sostenible si se trabaja así con el Plan Director de Movilidad Ciclista. Este proyecto nos permitiría apostar por un medio de transporte diferente que estructurase la ciudad de otra manera. Si todo lo que van a hacer es el anillo verde ciclista y unos pocos kilómetros de mallado con esta circunvalación, que no vuelvan a hablar de su apuesta por la sostenibilidad, porque este proyecto es claramente insuficiente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios