www.madridiario.es
Madrid consigue en 2008 su récord de descenso en áreas forestales quemadas

Madrid consigue en 2008 su récord de descenso en áreas forestales quemadas

Por MDO/E.P.
sábado 11 de octubre de 2008, 00:00h
El número de hectáreas quemadas en la Comunidad durante la campaña de incendios de este verano han descendido un 25 por ciento respecto a 2007, habiéndose conseguido los mejores resultados en prevención de incendios forestales en la historia de la región.
Concretamente, entre el uno de junio y el 30 de septiembre de 2008 han ardido 325 hectáreas frente a las 434 de la campaña anterior, y sólo cuatro de ellas de superficie arbolada, según ha explicado este sábado el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados.

El consejero, que ha hecho balance de los resultados de la campaña contra incendios de este verano pasado, ha incidido en la "eficacia" de los bomberos y forestales de la región a la hora de extinguir los fuegos, ya que, tanto el tiempo de respuesta como el empleado en sofocar los incendios, ha sido mucho menor. Asimismo, ha destacado que el 40 por ciento de los incendios quedaron solucionados en media hora y el 38 por ciento se extinguieron antes de una hora.

Igualmente hizo hincapié en los medios con los que ha contado el Plan de Protección Civil contra emergencias por incendios forestales de la Comunidad INFOMA: 2.711 efectivos, más de 600 vehículos, nueve helicópteros, 43 puestos de vigilancia fijos, cinco móviles y cinco de encargados. El consejero también recordó que la Comunidad cuenta con 19 parques de bomberos, 51 retenes de incendios forestales y una serie de máquinas para atacar el fuego, como 3 unidades pesadas, además de 9 cubas nodrizas.

Como novedad, este año se ha unido un sistema de cámaras de vigilancia forestal, implantado de forma piloto, una, en el monte de Santa Catalina, en el término municipal de Valdemaqueda, y la otra en las inmediaciones de Cenicientos. Para la Comunidad, ha dicho el consejero, la protección al Medio Ambiente es "un objetivo básico" y ha asegurado: "lo estamos consiguiendo".
Los datos, ha dicho Granados, "suponen un récord" en la lucha contra fuego en el monte, con tan sólo 4,2 hectáreas de monte arbolado quemadas, frente a las 11 hectáreas del pasado año.

La mayoría, conatos
Granados ha explicado que la campaña actual ha arrojado los mejores datos registrados en los últimos diez años, a pesar de que se presentaba peligrosa, ya que se había producido un fuerte crecimiento de la vegetación ligera (especialmente pastos), a causa de las lluvias. En cuanto al número total de incendios, se registraron 201 hasta el 30 de septiembre, afectando a una superficie de 325,62 hectáreas (el 99 por ciento desarbolada), frente a las 434,41 hectáreas del pasado año, lo que supone una reducción del 25 por ciento en estos datos globales.

De estos fuegos, la mayor parte, 154 (es decir, el 76,62 por ciento), se consideraron conatos, al haber tenido una extensión menor de 1 hectárea; 47 (el 38 por ciento) superaron esta superficie y no hubo ningún gran incendio por encima de la 100 hectáreas. En todos estos incendios registrados se lanzaron 0,95 millones de litros de agua a través de 1.306 descargas realizadas por 9 helicópteros ubicados en 9 bases en sus 267 horas de vuelo, y mediante el resto de medios con los que cuenta este cuerpo de bomberos.

La mayor parte de los fuegos se produjeron entre las 12 y las 16 horas, siendo la superficie media quemada de 1,62 hectáreas, frente a las 2,13 hectáreas del año pasado. Granados también ha valorado la colaboración con las comunidades autónomas de Castilla y León Y Castila-La Mancha en materia de extinción de incendios, de modo que en la campaña que ahora termina, los bomberos madrileños han trabajado con los de Ávila en seis incendios y en otro en la provincia de Segovia. También han participado en labores conjuntas con los profesionales de Toledo en 11 ocasiones y 7 con los de Guadalajara.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios