www.madridiario.es

La operación se ha saldado con 12 detenidos

La Policía desarticula una banda de falsificadores de tarjetas bancarias

La Policía desarticula una banda de falsificadores de tarjetas bancarias

Por MDO/Efe
miércoles 14 de febrero de 2007, 00:00h
La policía ha desarticulado en Madrid una banda internacional de falsificadores de tarjetas bancarias, con 12 detenidos, en su mayoría rumanos, que obtenía hasta 80.000 euros diarios. Según informó este miércoles la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, el grupo cobraba además 3.500 euros a otras bandas delictivas por el aparato con el que copiaban el número secreto (pin) de las tarjetas, en los cajeros automáticos.
Los arrestados forman parte de una gran red de delincuentes que operaba en otros países, como Reino Unido e Italia, y tenían documentación falsa, checa e italiana. En total se han practicado ocho registros domiciliarios donde han sido localizados cuatro pisos, en los que fabricaban los dispositivos que después instalaban en los cajeros, y que en el argot de los delincuentes son conocidos como "pack ojo-boca".

El ojo es una microcámara destinada a obtener del número secreto de la tarjeta cuando es tecleado por la víctima en el cajero, y la boca, es un pequeño aparato para copiar la banda magnética, y que superpone en la ranura por donde se introducen las tarjetas. Con estos datos fabricaban sus propias tarjetas para extraer el dinero de la cuenta de las víctimas. También han sido intervenidos, entre otros efectos, más de 12.000 euros, 15 microcámaras -una de ellas diminuta de menos de 5 centímetros-, 14 lectores de tarjetas listos para ser colocados, 520 tarjetas falsas receptores de imágenes, y gran cantidad de material electrónico e informático.

Según la policía, esta actividad criminal es una de las preferidas por los grupos de delincuencia organizada pues genera unos elevados beneficios económicos con unos niveles de riesgo muy bajos. El grupo podía conseguir hasta 80.000 euros diarios, cantidad que aumentaba los fines de semana al cerrar las entidades bancarias.

La operación, realizada por el Grupo XX de la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía judicial de Madrid, el Grupo de Vigilancias de esta Brigada y agentes de investigación de la comisaría de Alcalá de Henares de Madrid, comenzó el pasado mes de octubre cuando se detectó a un grupo organizado de delincuentes especializado en falsificar tarjetas bancarias.

Finalmente se logró llegar hasta el "experto" que fabricaba los dispositivos electrónicos en un taller situado en su domicilio de Madrid. La misma fuente explica en nota de prensa que debido a su "reconocida pericia", recibía encargos de otros grupos criminales dedicados a la misma actividad delictiva a los que vendía el "pack ojo-boca" por 3.500 euros. Los detenidos hacían un estudio detallado de las zonas con cajeros más adecuados para sus fines y una vez tomadas las medidas exactas, realizaban un duplicado casi idéntico de los elementos exteriores del cajero.

En este panel colocaban el "ojo" y la "boca" y lo superponían al original del cajero, generalmente de madrugada y en fin de semana, aprovechando que los bancos están cerrados y que es en esos días cuando los ciudadanos realizan más operaciones en cajeros automáticos.

Los arrestados de origen rumano, son: Sebastián C.M., de 40 años, con carta de identidad italiana, que confeccionaba los artilugios; George Alexandru S., de 20; Claudiu S., de 33; Sorin Gheorge F., de 20; Vasile Spoiala M.; Josifkov J., con pasaporte checo; Razvan Gabriel B.; Gaspar N., de 31, y Robert Marian P., de 33 años de edad. A todos ellos se les imputan los delitos de asociación ilícita, falsificación de moneda, robo con fuerza y falsificación documental. Otras tres mujeres quedaron en libertad con cargos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios