www.madridiario.es
El juez requiere a Spanair el libro de averías que consultaron los técnicos

El juez requiere a Spanair el libro de averías que consultaron los técnicos

Por MDO/E.P.
viernes 26 de septiembre de 2008, 00:00h
El juez Javier Pérez, que instruye la investigación del accidente del 'Sunbreeze' de Spanair, ha requerido a l.a compañía aérea el libro del fabricante del modelo MD-82 que consultaron los técnicos de mantenimiento después de que el piloto abortase el primer despegue por un problema de calentamiento en la sonda que mide la temperatura del aire, según informaron fuentes próximas a la investigación.
El borrador del informe preliminar de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) reveló que los técnicos de mantenimiento desconectaron el piloto del RAT, que alerta de la alta temperatura, tras consultar el libro del fabricante que indicaba que la solución era desactivar ese piloto.

Esto anuló un chivato que avisa si el piloto ha activado los 'flaps' y 'slats' de las alas que permiten que el avión despegue al dar sustentación al aparato. Según el borrador, los técnicos quitaron el piloto sin darse cuenta de que el avión estaba en modo vuelo. La aeronave tradujo el cambio de parámetros pensando que estaba en el aire, pero en realidad estaba en tierra.

Según las fuentes consultadas, el hecho de quitar el fusible de la temperatura interaccionó con los sistemas de configuración de los 'flaps' y 'slats', así como el sistema de avisos que alertan si hay fallos en el anterior.

Esta actuación podría ser uno de los tantos errores que provocaron que el vuelo JK-5022 se estrellase en el arroyo de la Vega 15 segundos después de despegar. Por ello, la acusación popular que representa a la Organización Impulsora de Discapacitados (OID) ha solicitado al juez que testifiquen los citados técnicos de mantenimiento.

También ha requerido el vídeo de AENA que muestra las imágenes del avión en el momento en que se realizó el repostaje y la revisión. La petición se realiza debido a las supuestas contradicciones que existen entre lo que declararon los técnicos ante la Guardia y Civil y lo manifestado por una de las supervivientes de la catástrofe, que iba en uno de los asientos de la clase 'Business'. En su declaración, los técnicos mantuvieron que sólo uno de ellos subió al avión, mientras que la pasajera que los vio sostiene que subieron los dos.

Fallos en las pistas
Por otro lado, el instructor ha acordado remitir a la CIAIAC la denuncia interpuesta por el ex piloto Luis Guil en la que informaba de las presuntas irregularidades cometidas por AENA en la configuración de las pistas del aeródromo madrileño.

La denuncia, que se formuló el pasado 4 de septiembre, fue admitida a trámite por el juez, si bien antes de investigarla quiere cerciorarse sobre si guarda relación con la instrucción judicial del siniestro del 20 de agosto.

En el escrito denuncia que algunas pistas de Barajas "están resquebrajadas" y presentan "muy mal estado". Asegura también que AENA incumple la normativa de seguridad establecida en el Reglamento de Circulación Aérea sobre las operaciones simultáneas en las pistas de aterrizaje y despegue de Barajas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios