www.madridiario.es
Elenco de 'Ninette y un señor de Murcia'.
Ampliar
Elenco de 'Ninette y un señor de Murcia'. (Foto: Teatro Fernán Gómez)

'Ninette y un señor de Murcia' regresa a los escenarios madrileños

viernes 08 de enero de 2016, 14:51h
El clásico de Mihura, 'Ninette y un señor de Murcia', regresa a Madrid, a la sala Guirau del Teatro Fernán Gómez, en una de sus versiones más puras

Con un espléndido reparto, inntegrado por Julieta Serrano, Miguel Rellán, Natalia Sánchez, Javier Mora y Jorge Basanta, y bajo la dirección de César Oliva, la obra se estrenará el próximo 14 de enero y permanecerá en cartel un mes, para proseguir su gira por España.

"Es un clásico del siglo XX y como todos los clásicos del siglo XX no termina de decir todo lo que tiene que decir. Por eso es un clásico. La gente nunca se cansa de verla. Se ha hecho en cine, en teatro, y hay muchas versiones", ha valorado Miguel Rellán. Lo cierto es que la obra se estrenó por primera vez el 3 de septiembre de 1964 en el Teatro de la Comedia de Madrid y ha sido adaptada al cine hasta en dos ocasiones. La primera, dirigida por Fernando Fernán Gómez en 1965, y la segunda dirigida por José Luis Garci en 2005.

'Ninette y un señor de Murcia' cuenta la historia de Andrés (Jorge Basanta), un señor de Murcia, "pusilánime", que viaja a París con el fin de vivir una aventura tras recibir una herencia. Es el prototipo de español reprimido y banal que piensa que la libertad que no disfruta en su país está en Francia.

Por mediación de un amigo, Armando (Javier Mora), se instala en un piso de un barrio popular, propiedad de una pareja de españoles exiliados desde la Guerra Civil española, Pedro (Miguel Rellán) y Bernarda (Julieta Serrano), padres a su vez de Ninette (Natalia Sánchez), una típica francesita con la que Andrés vive su primera noche una relación erótica.

A partir de ahí, se producen una serie de acontecimientos que imposibilitan que el señor de Murcia (Andrés, Jorge Basanta) baje ni siquiera a la calle de su anhelado París, impedido por los encantos de la joven y el ingenio que despliega para mantener a su lado a un español que se convierte en proyecto de matrimonio convencional.

En palabras del director César Oliva: "La España de entonces todavía vivía sumida en un sistema de valores en los que la sexualidad permanecía al margen de cualquier manifestación externa. En ese sistema de valores, la represión era moneda de uso corriente. Para terciar en el tema, Miguel Mihura, que era un escritor de comedias, no un filósofo ni un teórico de la literatura, inventó la historia de un provinciano que viaja ilusionado a París para pecar".

Todo el elenco coincide en que el componente de actualidad se da en la obra, a pesar de haber sido escrita en el 64, porque cuenta las historias de personas que emigran en busca de trabajo, y también contiene ese componente "de español cateto con lo sexual" de que en el pueblo no, pero en París sí hay sexo, marcha, y cabaret.

Mora ha explicado que querían hacer una comedia "seria" donde el público también sonriera, y para eso, César Oliva, el director, les pidió que tuvieran en cuenta el "universo de Mihura". Por ello, se ha decidido limitar la interpretación al texto, donde se han tocado "muy pocas" cosas del original.

Para Natalia Sánchez, que confiesa que había leído "sin ganas" la obra en el colegio, el autor ha sido todo un descubrimiento en esta ocasión. "Mihura es un genio de su época, alguien que sabía dar a ambos bandos con mucha elegancia". Para Sánchez, la obra gana matices "al cogerse con distancia" en el tiempo. "Permite disfrutar de algunos de los puntos más ácidos" de la misma y ver el guion "cómo realmente lo escribió" su autor.

En este sentido, Miguel Rellán ha llamado la atención sobre el hecho de que hay aspectos que se obvian y que están desfasados, como que la herencia fuera de 300.000 pesetas. Como anécdota, ha indicado que uno de los pocos cambios que se ha realizado es en casa de los exiliados, que son políticos a ultranza, "socialistas a muerte y antifranquistas", donde politizan "todo", y tienen tres retratos en su casa, Lenin, Leroux y Pablo Iglesias, fundador del PSOE, pero que en esta versión se ha cambiado por Azaña, "para no despistar".

En cuanto a la escenografía, Rellán dice que es convencional, además de figurativa "hasta cierto punto" porque sugiere, pero el espacio no es tan naturalista. El montaje lo ha producido la compañía murciana La Ruta Teatro en coproducción con el Teatro Circo de Murcia y SEDA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.