www.madridiario.es
Pintadas en la Plaza de España.
Ampliar
Pintadas en la Plaza de España. (Foto: Chema Barroso)

Madrid crea las 'patrullas antigrafitis': 51 operarios para borrar pintadas con rapidez

jueves 07 de abril de 2022, 18:24h

Ni la nueva Plaza de España ha escapado a las pintadas. Apenas cuatro meses después de su reforma y reapertura al público el spray ya emborronaba su imagen renovada. Como este emplazamiento, miles más en los que los grafiteros dejan un rastro que el Ayuntamiento de Madrid tiene que borrar: hasta 118 actuaciones de limpieza diarias realizó el personal municipal en 2021. Ante este volumen de trabajo, el área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante ha autorizado un nuevo contrato de gestión del servicio público de limpieza urgente (Selur) que contempla la creación de las 'patrullas antigrafitis', unidades dedicadas en exclusiva a eliminar las pintadas vandálicas en la capital.

El Selur solo interviene ahora para eliminar pintadas alusivas, amenazantes o que puedan generar alarma social contra personas o instituciones. Con las nuevas 'patrullas' antigrafitis, la cobertura se amplía a cualquier temática. Esta unidad, que estará activa en junio, la conformarán 51 operarios en turnos de día de diario y fines de semana. Con ellos, el Consistorio espera responder a los grafitis "con mayor rapidez y eficiencia". Además, también como novedad, se podrán retirar las pintadas sobre superficies metálicas, metacrilatos y de plástico.

El presupuesto destinado al Selur para los próximos ocho años se ha incrementado un 158 por ciento respecto al pliego anterior. Así, pasará de los 8,9 millones de euros al año actuales a 23. De ellos, casi seis millones se emplearán en la retirada de los grafitis. Los vecinos darán aviso en los canales de atención al ciudadano cuando detecten estas pintadas y la empresa concesionaria del Selur procederá a su eliminación en un plazo máximo de dos meses desde que reciba la comunicación. No obstante, cuando se trate de grafitis alusivos se borrarán en menos de tres horas.

En Madrid se realizaron 42.994 servicios de limpieza el año pasado para retirar las pintadas vandálicas estampadas sobre 167.693 metros cuadrados de fachadas de edificios. Pese a lo elevado de las cifras, en 2019 fueron aún más abultadas, alcanzándose las 69.269 intervenciones, unas 190 al día. Acorde a la abundante actividad de los grafiteros y el daño a la imagen de la ciudad que causan algunos, el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida endureció en diciembre de 2019 las sanciones ante las infracciones.

Algunas multas se duplicaron e incluso triplicaron. En el caso de las pintadas sobre los cierres comerciales o elementos asociados a actividades económicas se elevó de 500 a 1.000 euros; sobre mobiliario urbano, muretes o pilares y puertas, de 300 a 600 euros; o en edificios emblemáticos, las multas por pintadas de menos de un palmo ascienden a 2.000 euros y las que lo superan, 3.000 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
13 comentarios