www.madridiario.es
Zona de bajas emisiones Madrid Distrito Centro.
Ampliar
Zona de bajas emisiones Madrid Distrito Centro. (Foto: Eduardo Parra)

La limitación al tráfico puntual e indefinida de Vox: "Los técnicos dirán cuántos vehículos parar"

martes 09 de mayo de 2023, 10:06h

En Vox perfilan una ordenanza de movilidad alternativa a la vigente que elimine su carácter de "fabulosa máquina de recaudación" que, dicen, le imprimió José Luis Martínez-Almeida cuando la aprobó en septiembre de 2021, perpetuando Madrid Central. El grupo que lidera Javier Ortega Smith ha encargado un "peritaje técnico y científico" a un ingeniero industrial para evaluar la calidad del aire en la capital al entender que los madrileños "necesitan saber la verdad y recobrar la tranquilidad que otros les han usurpado y confiar en seguir viviendo en una ciudad saludable y en libertad". Y así, precisamente, como 'Movilidad en libertad', han bautizado su plan en materia de circulación que incluye limitaciones al tráfico solo en días puntuales.

Según ha explicado este martes su candidato a la Alcaldía, han cruzado los datos de calidad del aire que arrojan las estaciones medidoras del Ayuntamiento con otros de la Agencia Estatal de Meteorología, determinando que "existe una relación directa entre los episodios de contaminación y los fenómenos atmosféricos de inversión térmica". Ha recalcado en este punto Ortega Smith que el informe revela que la boina de polución que envuelve Madrid se debe a "razones meteorológicas totalmente predecibles" que se producen "de 8 a 14 veces al año". "Si podemos prever estos episodios y tomar medidas cuando vayan a medir, ¿por qué nos han impuesto un modelo que se aplica 365 días al año?", ha denunciado.

Ha incidido el dirigente de Vox en que "Madrid tiene una excelente calidad del aire mucho antes del Madrid Central de Carmena". Sin embargo, la capital no logró cumplir con los niveles máximos de dióxido de nitrógeno que exige la Unión Europea hasta 2022. Entre 2010 y 2021 tanto Madrid como Barcelona infringieron la normativa anticontaminación comunitaria de forma continuada y el Tribunal Superior de Justicia de la UE condenó a España por ello, quedando pendiente aún la correspondiente sanción económica.

Los de Santiago Abascal plantean ahora derogar zonas de bajas emisiones como la de Plaza Elíptica, cuyo primer año activa coincidió con la primera vez que en este enclave se registraron menos de 40 microgramo por metro cúbico de NO2, el límite que marca Bruselas. Cuestionado Ortega Smith por la posibilidad de que Madrid vuelva a la senda del incumplimiento si elimina las medidas restrictivas a los vehículos contaminantes, con el consecuente castigo económico de Europa, ha manifestado que "no asumimos riesgo de multa porque Madrid cumple mejor que ninguna ciudad y si nos multasen a nosotros tendrían que multar a todas las ciudades europeas".

Así, Vox propone acabar con medidas "que destruyen la libertad de movimiento" como la ordenanza de movilidad, "que no sirve para nada". Apuestan por ampliar la red de medición del estado del aire y conectarla a una "unidad central con capacidad de influir en el control del tráfico y en unos semáforos inteligentes de tal manera que cuando haya esos episodios atmosféricos podamos actuar restringiendo puntualmente la movilidad en determinadas zonas de Madrid". Si ese fenómeno afectase al conjunto de la capital se abren a que "igual ese día haya que restringir la circulación de vehículos privados" en toda la urbe. Preguntado por qué criterios introducirán para determinar sobre qué coches se aplican las limitaciones, su alcaldable ha señalado que "los técnicos dirán qué vehículos habrá que parar y cómo habrá que reforzar el transporte público con previsión", sin mayor definición por el momento. Por ahora, tampoco han concretado cómo se delimitarán las áreas con restricciones puntuales, si por calles, barrios o distritos. "Serán los técnicos los que lo determinen según la estación de control que salte", ha indicado Javier Ortega Smith.

Por otro lado, subrayan la necesidad de recuperar el plan de aparcamientos disuasorios que incluyeron en su acuerdo de investidura con PP y CS y que el Gobierno paralizó tras construir apenas tres por falta de uso. Para incentivar su utilización, Vox bonificará a los usuarios el 50 por ciento del abono de transporte público. Con estos parkings, cuya superficie quieren aprovechar como pistas deportivas o emplazamiento de equipamientos, paliarían también, dicen, las consecuencias de que Almeida haya retirado 10.000 plazas en las calles, generando "vueltas y vueltas para aparcar", para ganar 80.000 metros cuadrados de espacio peatonal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios